X

Voto digital: cómo asegurar los derechos políticos en tiempos de pandemia

Voto digital: cómo asegurar los derechos políticos en tiempos de pandemia

23/03/2020 11:53

Un régimen democrático exige garantizar a los ciudadanos la posibilidad de ejercer su derecho al voto sin impedimento alguno. En un acto tan importante y masivo como es una elección de nuestros representantes, en ocasiones, aparecen impedimentos físicos (capacidades de movilidad reducidas) o territoriales (distancias o imposibilidad de acceso), entre otros, que desafían a los gobiernos a encontrar alternativas. Ahora bien, qué es lo que sucede cuando esta imposibilidad se extiende a toda la población. Los Estados deben pensar no sólo en parches sino en nuevas maneras de garantizar la democracia.

En actual contexto de pandemia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado fuertemente evitar las concentraciones de personas, hizo que muchos países opten por tomar medidas de cuarentena.

En este marco, elecciones que debían transcurrir por estas fechas, como las municipales de Inglaterra o las autonómicas (Galicia y Euskadi) en España, se han suspendido. Y en aquellos países en que optaron por seguir adelante con las elecciones el porcentaje de participación disminuyó drásticamente. En Francia, se abstuvo de votar el 55% de los ciudadanos en las elecciones municipales del 15 de marzo.

 

 

Este escenario plantea desafíos a la administración electoral, y el voto en línea aparece como una alternativa de gran prospectiva. Claro que, grandes modificaciones en los sistemas, estructuras y costumbres pueden ser agobiantes. Es por eso que los casos de éxito suelen ser buenas referencias para analizar.

MODELO ESTONIA. Un claro ejemplo de buenas prácticas es el modelo implementado por Estonia. Desde su separación de la Unión Soviética, consideró el uso de tecnología como parte fundamental de su crecimiento. Hoy, luego de 11 elecciones nacionales empleando el voto digital, en donde los ciudadanos pueden emitir su voto desde donde sea que se encuentren, se convirtieron en una referencia mundial. Desde su primer implementación, en 2005, la participación ha aumentado alrededor de 5 puntos porcentuales en las últimas elecciones nacionales.

Lejos de las críticas de poca seguridad del sistema, los expertos en este tipo de desarrollo como Smartmatic-Cybernetica utilizan avanzadas técnicas de cifrado. Los usuarios también tienen la posibilidad de verificar que su voto se contó correctamente y que no fue eliminado o manipulado.

El caso de Estonia mostró tener decisiones avanzadas a su tiempo y previó las facilidades que generan la automatización y digitalización, imprescindibles en los tiempos que corren, muestra hoy sus frutos y cuán certeras fueron esas decisiones.

El coronavirus nos presenta un panorama que exige cambios en diferentes niveles a nivel mundial y la necesidad de pensar de manera creativa para no paralizar nuestras actividades. El contexto nos empuja a idear soluciones en escenarios en los que es incierta la fecha de regreso a la “normalidad”. Y, por otra parte, señala falencias en los sistemas actuales (políticos, de salud, económicos, sociales) que nos previenen para afrontar estos desafíos con una mirada de futuro.