X
La lista de concejales por Todos que encabezó Aníbal Fernández perdió la interna en Pinamar. Ocupará el cuarto casillero de la nómina ganadora, pero tiene ínfimas chances de entrar al Concejo.
Redacción 15/08/2019 13:27

La última aspiración política de Aníbal Fernández naufragó el domingo pasado. La lista que integraba como primer candidato a concejal en Pinamar perdió la interna del Frente de Todos. Aunque el porcentaje obtenido le alcanza para integrar la nómina ganadora, los números vaticinan que en diciembre no podrá jurar como integrante del Concejo Deliberante.

A contramano de los resultados electorales que se dieron en un gran número de distritos bonaerense, en el municipio costero de Pinamar Juntos por el Cambio triunfó en todos los niveles. El macrista Martín Yeza allanó el camino a octubre y se ubicó en la cima con el 39,7% de los votos. En segundo lugar quedaron los votos globales del Frente de Todos con el 36,8%. Tercera la propuesta vecinalista ProPin con el 12%.

Uno de los datos llamativos de la jornada es que la lista que integraba el reconocido dirigente del peronismo nacional, el quilmeño Aníbal Fernández, quedó segunda. Con la totalidad de las mesas escrutadas, la nómina encabezada por el precandidato a intendente Horacio Herrasquin obtuvo el 29,7% de los votos, mientras que la ganadora de la interna – la liderada por el concejal Gregorio Estanga-  alcanzó el 32,4% del acompañamiento electoral.

 

 

Sin embargo aún puede participar de los comicios generales de octubre, dado que en la categoría de concejal es posible que los candidatos de la lista de la minoría se integren a la que ganó la interna frentista.

Según el reglamento electoral del Frente de Todos, dado que la propuesta de Estanga obtuvo un porcentual de votos  (entre 20% y un 35%) que se ajusta a los puntos requeridos por el mecanismo implementado se puede integrar a la nómina ganadora a partir del cuarto casillero, lugar que en este caso se ubicaría Aníbal Fernández.

De todos modos es muy poco probable que el ex jefe de gabinete de la nación pueda acceder una banca. Con siete escaños en juego, de repetirse porcentajes similares el oficialismo se quedaría con cuatro lugares y el Frente de Todos con tres.

La última experiencia electoral de Anibal Fernández fue en 2015 cuando compitió por la gobernación bonaerense. Tras ganar el cruce interno del Frente para la Victoria fue derrotada en las generales por María Eugenia Vidal.