X
El precandidato presidencial criticó al compañero de fórmula de Macri y rechazó que CFK pueda intervenir en la eventual conformación de su gabinete. La Justicia y el acuerdo con la UE.
Redacción 01/07/2019 8:08

A menos de dos meses de las PASO, el precandidato por el Frente de Todos, Alberto Fernández, sostuvo que el postulante a vice oficialista de Juntos por el Cambio, el senador Miguel Ángel Pichetto, fue un “agente encubierto” del actual gobierno dentro del peronismo.

"Pichetto venía como un representante del peronismo llamado 'racional', pero terminó demostrando que era un agente encubierto del gobierno" en las filas de la oposición justicialista, señaló.

Además, consideró que "sería muy malo" que defina ahora quiénes lo acompañarían en un posible gobierno y rechazó que Cristina Kirchner pueda intervenir en la conformación del mismo.

En declaraciones al canal América, afirmó que "la mayor autocrítica" de Cristina Kirchner fue haberlo elegido al frente de la fórmula de esa coalición opositora y señaló que si se convierte en el sucesor de Mauricio Macri no va a "indultar a nadie".

 

 

"Haber puesto a alguien como yo que he sido severo en sus críticas al Gobierno de Cristina ha sido su mayor autocrítica", afirmó Fernández.

Por otra parte, el candidato peronista dijo que se siente "muy bien" con el diputado Máximo Kirchner. "A Máximo lo han demonizado, lo han convertido en algo que no es porque es un hombre moderado", advirtió.

Además, volvió a rechazar que la agrupación La Cámpora haya hegemonizado la conformación de las listas de legisladores y advirtió que "el candidato a jefe de Gobierno porteño (Matías Lammens) fue crítico" de Cristina Kirchner, el primera candidato a diputado en la Capital (Pino Solanas) fue critico de ella y el primer diputado en la Provincia (Sergio Massa) también es un crítico de ella".

En forma paralela, Fernández consideró que en el Estado "hay que corregir los sistemas de control", a la vez que definió a la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, como ""la encubridora del gobierno".

"No es abogada, no entiende nada de lo que habla", dijo Fernández, quien aseguró que no le "preocuparía" nombrar en ese cargo a un dirigente del actual oficialismo.

Fernández criticó con dureza el funcionamiento de la Justicia federal y advirtió que Claudio "Bonadio hubiera hecho un gran favor si se excusaba en las causas contra Cristina Kirchner porque es pública y notoria su enemistad".

 

 

"Yo no vengo a vengarme de nadie pero vengo a hacer todo lo necesario para que la República funcione como corresponde", aseguró.

Tras afirmar que no va a "indultar a nadie" se mostró confiado en que Cristina Kirchner "va a probar su inocencia en todas las causas" que enfrenta.

"Me parece que se la involucro con mucho esfuerzo. Con formas difíciles de sostener. Cuando un sistema judicial se complota debe ser revisado", dijo.