19|1|2022

El debate por la minería en Mendoza abre un foco de conflicto en el Gobierno

24 de diciembre de 2019

24 de diciembre de 2019

Fernández se reunió con la senadora mendocina Fernández Sagasti para pedirle detalles sobre la situación. Cabandié manifestó "preocupación". Pino Solanas criticó la postura del Presidente. 

Las masivas manifestaciones en defensa del agua y en contra del avance de la minería en Mendoza abrieron un foco de conflicto en el gobierno de Alberto Fernández, que convocó el lunes a la senadora mendocina Anabel Fernández Sagasti para conocer en detalle la situación de su provincia y mandó al ministro de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, a expresar la "preocupación" oficial sobre el tema.

 

"Se dispuso que las áreas correspondientes analicen una ley de presupuestos mínimos de evaluación de impacto ambiental de la actividad minera, que sirva como instrumento de gestión ambiental, otorgando un piso mínimo de protección y respetando el dominio originario de los recursos naturales", dijo Cabandié en un comunicado emitido este martes, con motivo de las protestas registradas en Mendoza. El ministro también afirmó su "preocupación" aunque desligó a la Casa Rosada del conflicto mendocino. "La competencia en materia de explotación minera es exclusivamente provincial. El Gobierno nacional no interviene en la materia, solo puede extremar su recaudo a favor de que esa actividad se realice con acuerdo social y con preservación del ambiente", dijo. 

 

 

Las protestas comenzaron luego de que la Legislatura provincial modificara el último viernes la Ley 7.722 para habilitar el uso de sustancias químicas como cianuro, ácido sulfúrico y otras similares, lo que significa la apertura de la provincia a la explotación de la megaminería. La modificación salió con el acuerdo de los bloques del radicalismo, el PRO y el Frente de Todos, en plena tensión con la ciudadanía, que protestaba afuera del palacio legislativo, completamente vallado.

 

 

 

Tras la aprobación de la ley, los mendocinos comenzaron a marchar en forma masiva desde diferentes ciudades de la provincia hasta la Casa de Gobierno, ubicada la en la capital provincial. La protesta culminó este lunes con incidentes, luego de que el gobernador radical Rodolfo Suárez ordenara reprimir a los manifestantes.

 

 

 

Las repercusiones del episodio generaron alarma en la Casa Rosada, que tiene la decisión de impulsar la actividad minera. El presidente Fernández convocó el lunes a Fernández Sagasti para que lo pusiera al tanto de la situación. Durante su campaña como candidata a gobernadora de la provincia, la senadora se había comprometido a respetar la ley 7.722  y a "cuidar el agua" de Mendoza. 

 

 

 

A la preocupación en Casa Rosada se sumó este martes la crítica interna que lanzó el ex senador Fernando "Pino" Solanas, candidato del Presidente a ocupar la representación argentina ante la Unesco. "Soy uno de los que impulsaron el Frente de Todos, que ha venido lanzando mensajes y propuestas que apoyamos de todo corazón. Pero también se cometen errores. Que algunos sectores o legisladores del Frente de Todos hayan votado para cambiar esta ley me parece muy preocupante y no estoy en absoluto de acuerdo", dijo Solanas al diario La Nación.

 

Solanas dijo que Fernández "cometió un error" al apoyar la actividad minera y detalló que mantuvo un diálogo con el ministro Cabandié. "He hablado con él, muy preocupado por esto. No me cabe duda de que es un defensor de los principios del cuidado del medioambiente y la lucha contra el cambio climático. Él como ministro de medioambiente tendrá que conversar con Alberto Fernández. Esperamos que Fernández, que lo hemos apoyado y estamos muy ansiosos y contentos por el curso que va a tomando su gobierno, modifique su postura. Cuando se cometen errores graves como este hay que corregirlos", afirmó.