X
Hará en Vicente López una “rendición de cuentas” de su gestión con una conferencia de prensa. En La Plata, estatales le reclaman el pase a planta de 11 mil contratados y cruje el IOMA.
Redacción 02/12/2019 20:04

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, hará este martes un balance de gestión y brindará una conferencia de prensa para hablar sobre los cuatro años al frente del Ejecutivo provincial. La particularidad es que el evento será en un centro de convenciones ubicado en Vicente López y no en la Casa de Gobierno, en la capital provincial. Desde que perdió las elecciones, el 27 de octubre de este año, fueron contadas las veces que Vidal trabajó en La Plata, donde deja abiertos varios frentes de conflicto que convierten a la ciudad sede del Estado bonaerense en un territorio hostil para la mandataroa saliente.

La convocatoria de este martes es para una "rendición de cuentas". Será el centro de convenciones Arturo Frondizi, ubicado en Francisco Laprida 150. Estará junto a legisladores de su espacio y ministros. Según se informó de manera oficial, la mandataria “se referirá a los números de la economía provincial, al avance y resultado de proyectos de la gestión y la transición con el próximo gobierno, entre otros temas”.

Vidal no viaja a La Plata. En la capital provincial, la mandataria tiene una demanda latente de parte de los gremios estatales. Es el pase a planta permanente –antes de que termine su mandato- de 11 mil trabajadores y trabajadoras que actualmente están en condición de contratados por el gobierno provincial.

 

 

CONFLICTOS. Días atrás, estatales nucleados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) concretaron un paro de 48 horas que finalizó con una masiva movilización a la Casa de Gobierno para pedir el pase a planta permanente de los contratados y una reunión con el futuro gobernador, Axel Kicillof. A esos trabajadores se les vence el contrato el 31 de diciembre de este año, cuando Vidal ya no estará como gobernadora.
 


 

Vidal también se retira con un conflicto a punto de estallar, con sede en La Plata, para la próxima gestión. Es la controversia que la obra social estatal (IOMA) mantiene con la Agremiación Médica Platense (AMP). Se trata una deuda que el Instituto de Obra Médico Asistencial mantiene con la entidad gremial de los médicos platenses. Si no hay respuesta, el 5 de diciembre se cortará la atención de la obra social para los 300 mil afiliados que hay en La Plata, según consignó el portal 0221

Se le suma también el conflicto con el gremio de salud, CICOP. El pasado jueves 28 de noviembre, el sindicato de los médicos de los hospitales públicos realizó una radio abierta en la puerta del Ministerio de Salud, en La Plata, justo cuando la cartera convocó a los directores de los estabecimientos para realizar una despedida del año. Durante toda la gestión Vidal, protestaron por salarios desjerarquizados, falta de personal, problemas de infraestructura, carencia de insumos y situaciones de violencia, entre otros temas.

Con CICOP, Vidal siempre tuvo problemas para llegar a un acuerdo paritario. En julio de este año, se había comprometido a reabrir la instancia de negociación salarial en caso de que la inflación superara lo acordado, situación que efectivamente ocurrió, aunque no así la reapertura paritaria. Además, según reclama el gremio de trabajadores de la salud, nunca firmó las resoluciones de cientos de expedientes de interinizaciones de becarios, los concursos de ingresos y de funciones, los cuales, por acuerdo paritario, deberían estar resueltos al 30 de noviembre de este año.

 

Mi Buenos Aires querido. Vidal, con docentes bonaerenses en el porteñísimo Teatro Colón.

 

MI BUENOS AIRES QUERIDO. Vidal ha usado muy poco su depacho platense de la Gobernación. Montó sus oficinas en el Museo Ferroviario, ubicado en el barrio de Retiro, donde funcionó la Unidad Gobernadora. Desde el inicio de su gestión, siguió la tradición de sus antecesores Carlos Ruckauf y Daniel Scioli y usó el piso 19 de la sede porteña del Banco Provincia como búnker. Su gabinete operó básicamente ahí, hasta que, promediando el mandato, se mudó a la Casa de la Provincia de Buenos Aires en la Ciudad de Buenos Aires, ubicada en la porteña avenida Callao.

Pero el hito más destacado de la preferencia de Vidal por su cuna política fue en septiembre de este año, cuando encabezó un acto con docentes de la provincia en el Teatro Colón, corazón de la porteñidad. En La Plata, el Estado bonaerense es dueño del Teatro Argentino, segundo coliseo más importante del país, que podría haber sido sede de ese encuentro pero, claro, es un polvorín: serios problemas de infraestructura por falta de inversión lo mantienen paralizado y a sus trabajadores, en estado de movilización permanente.