X
El presidente electo encabezó un plenario de secretarios generales en la sede de la central obrera. Allí, ratificó su propuesta de alcanzar la “unidad gremial” y habló del pacto social.
Redacción 08/11/2019 12:44

El presidente electo, Alberto Fernández, participó este viernes del plenario de la CGT, donde remarcó la necesidad de que haya "un pacto social" en el país y subrayó que "el movimiento obrero organizado va a ser parte del gobierno que viene".

"En este lugar Perón llamó a un pacto social, en tiempos en que la Argentina estaba en crisis y necesitaba del acuerdo de todos los argentinos. El mandato de Perón está más presente que nunca: para un argentino no hay nada mejor que otro argentino", sostuvo el futuro mandatario.

 

 

En su discurso en el Salón Felipe Vallese, Fernández subrayó: "El movimiento obrero organizado es parte del Gobierno que se va a instalar en la Argentina el 10 de diciembre. No es un acuerdo político, nunca lo hemos hablado. Es la convicción que siempre tuvimos: que al país lo arreglamos entre todos, trabajando juntos y los que trabajan son la piedra angular de esta sociedad".

Además de recordar a Saúl Ubaldini y a José Ignacio Rucci, insistió en que "el movimiento obrero tiene mucho que ver" con el trabajo que se necesitará "para poner a la Argentina de pie".

A su lado lo escuchaban los cosecretarios generales de la central obrera, Héctor Daer y Carlos Acuña, y dirigentes sindicales como Hugo Moyano (camioneros), Antonio Caló (metalúrgicos), Sergio Sasia (ferroviarios), Ramón Ayala (Uatre), Sergio Palazzo (bancarios), Andrés Rodríguez (UPCN), Armando Cavalieri (comercio), José Luis Lingieri (sanidad), y Amadeo Genta (municipales).

En las primeras filas del auditorio se ubicaron el gobernador bonaerense electo, Axel Kiciloff; el diputado Sergio Massa y los dirigentes "Wado" de Pedro, Santiago Cafiero y Gustavo Beliz, estos tres últimos integrantes del equipo de transición de Fernández.

Además se hicieron presentes los intendentes bonaerenses Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Fernando Gray (Esteban Echeverría), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Gustavo Menéndez (Merlo) y Juan Pablo de Jesús (Partido de la Costa); y los gobernadores Juan Manzur (Tucumán), Gildo Insfrán (Formosa) y Sergio Uñac (San Juan); y el titular del PJ nacional, José Luis Gioja.

 



Antes del discurso de Fernández, Daer había dejado un fuerte mensaje: "No somos terceras personas, somos partes del gobierno que viene", dijo, y añadió que "el peronismo gobierna siempre con los trabajadores".

En tanto, Acuña, que abrió el acto, sostuvo que "ahora viene la etapa más difícil, la que vamos a estar más unidos que nunca para poder sacar al país adelante", y aseveró que la nueva gestión "tiene todo el apoyo de los trabajadores para que le vaya bien".

Por su parte, Fernández mencionó también su discurso a la vicepresidenta electa Cristina Fernández de Kirchner, y destacó el "enorme gesto" al declinar su postulación para la Presidencia.

"Este día es posible porque nos unimos. El secreto de este triunfo no es otro que la unidad y el esfuerzo, particularmente de Cristina, porque ella es la esencia de este triunfo que hoy tenemos", destacó.

Hacia el final de su mensaje, el mandatario electo propuso convertir el emblemático edificio de la calle Azopardo 802 en "un centro de educación tecnológica para los trabajadores y los jóvenes" y remarcó que en su gestión "la educación, la ciencia y la tecnología serán primordiales; las vamos a volver a poner de pie".