X
El gobernador saliente le deja al electo dos hombres de su confianza para puestos clave en el futuro gabinete y toda la base del Ejecutivo para la continuidad. Vencimientos urgentes y salarios.
Por 29/11/2019 16:59

Con sintonía personal y la certeza de que parte del equipo actual se quedará para formar parte de las segundas y terceras líneas del gobierno entrante, Juan Manuel Urtubey y su sucesor, Gustavo Sáenz, protagonizan en Salta una transición que marcha sin sobresaltos y que tiene como eje de las conversaciones los juicios que enfrenta la provincia y los próximos vencimientos de deuda a los que tendrá que hacer frente el gobernador que asume el 10 de diciembre.

Los encargados de coordinar el trabajo, por parte de Sáenz, fueron Pablo Outes y Nicolás Demitrópulos, ambos hombres de confianza del intendente de la capital salteña, que tendrán tareas centrales en el futuro gabinete provincial, como coordinadores. Outes tendrá un rol más ligado a lo político, mientras que Demitrópulos se encargará más del sector administrativo.

En ese esquema, la novedad es que Sáenz eliminará la figura del jefe de Gabinete. En tanto, el resto del gabinete tiene todavía varios nombres en danza pero pocas confirmaciones. Según pudo saber Letra P, el gobernador entrante está a la espera de ver cómo conformará su equipo de trabajo el presidente electo Alberto Fernández, para que las áreas provinciales puedan trabajar coordinadas y en espejo con lo nacional.

 

 

Entre los nombres que se mencionan para ocupar los casilleros provinciales figuran dos muy ligados a Urtubey, que tendrán lugares importantes en el gabinete de Sáenz. Uno es el de Matías Posadas, que fue secretario general de la Gobernación hasta 2010, bajo el mando de Urtubey, y luego diputado provincial. Posadas fue precandidato a intendente de la ciudad de Salta por el Frente Sáenz Gobernador y perdió la interna contra Bettina Romero, que resultó electa el 10 de noviembre. Con Sáenz, todo indica que volverá a ocupar su viejo lugar, en la Secretaria General de la Gobernación.

Otro lugar clave en el que desembarcaría un ex funcionario de Urtubey es el Ministerio de Economía, donde suena con fuerza Roberto Dib Ashur, ex ministro de Educación de Salta. Al margen, tanto cerca de Sáenz como en el entorno de Urtubey descuentan que parte de la estructura actual - la “que hace que el gobierno funcione”, explican-, se quedará para formar las segundas y terceras líneas de la administración entrante.

 

 

El traspaso de gestión se inició el 11 de noviembre por la mañana, cuando Urtubey recibió a Sáenz en la Casa de Gobierno, un día después de su triunfo en las elecciones locales. Desde entonces, el gobernador saliente y el entrante se reunieron en privado en otras dos oportunidades, compartieron la inauguración de la Usina Cultural –un centro cultural de la provincia ubicado en la capital provincial, que gobierna Sáenz– y se vieron durante la elección de autoridades de la Legislatura local.

En paralelo, los equipos de Sáenz iniciaron un trabajo conjunto con funcionarios de Urtubey, en particular en lo que tiene que ver con programas que necesitan continuidad, como las campañas de prevención contra el dengue, la entrega de kits escolares y el trabajo coordinado que lleva adelante la provincia en el verano, cuando es época de lluvias y suele haber inundaciones.

 

 

Entre las reuniones de transición que ya tuvieron los equipos, una se destinó específicamente a tratar temas vinculados con los juicios importantes que enfrenta la provincia y con los fondos disponibles para el pago de salarios, aguinaldos y vencimientos de deuda. Según le dijeron a Letra P tanto desde los equipos de Urtubey como de Sáenz, el flamante gobernador encontrará los fondos necesarios para el pago de salarios y aguinaldos de diciembre y para el vencimiento de un crédito del Banco Mundial que debe afrontar en enero.

 

 

Entre los juicios que más preocupan a Sáenz están el de Plumada -la empresa a la que Urtubey le sacó la concesión del servicio de guarda y digitalización de archivos, primero, y la de explotación y comercialización de aguas Palau, después– y el de Enjasa, la empresa que tuvo hasta 2013 la explotación del juego en la provincia y cuya licencia fue revocada. Todos están en trámite y comprenden sumas millonarias.

 

 

Luego de dejar su cargo tras 12 años en el poder, Urtubey se instalará en España, donde viajará invitado por la Universidad de Loyola, Sevilla, para dar clases durante los primeros meses de 2020.