X

Afirman que el pedido de la multinacional es parte de un plan para aplicar suspensiones y planes de reforma laboral a sus más de 1.500 operarios.

Redacción 20/11/2019 9:23

Los operarios de las plantas que la multinacional Mondelez (ex Kraft) posee en las localidades bonaerenses de Pacheco y Victoria denunciaron que el preventivo de crisis solicitado por la firma es “trucho” ya que “no está en crisis”, por lo que consideran que la maniobra “es parte de un plan para aplicar suspensiones y planes de reforma laboral a sus más de 1500 operarios”.

La semana pasada se dio a conocer que la empresa productora de marcas líderes del rubro alimentación como Milka, Cadbudry, Mantecol, Oreo, Terrabussi, Cerealitas, Tita, Rhodesia, Beldent, Halls y Tang solicitó a la Secretaría de Trabajo iniciar un Procedimiento Preventivo de Crisis donde menciona que entre 2015 y 2019 su producción y ventas cayeron.

Los trabajadores nucleados en la agrupación Bordó del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA) confirmaron que “Mondelez no tiene crisis ya que en ese período facturó enormes ganancias”. Tras detallar que la evolución de las ventas aumentó entre el 2017 y el 2018 en un 48,6%, advirtieron que Mondelez aumentó su patrimonio neto “un 251,2%”.
 


“También la crisis carece de argumentos ya que los trabajadores vienen trabajando horas extras en varios sectores y la empresa viene desde hace 3 años ofreciendo arreglos que equivalen en muchos casos al 200% o más de la indemnización”, advirtieron.

“Lo que hay de fondo para ellos es que a través de este Procedimiento Preventivo de Crisis trucho buscan avanzar sobre las condiciones de vida y de trabajo de los trabajadores. Puede ser a través de las suspensiones que anunciaron o bien a través de otras medidas de reforma laboral, avanzando en normas de flexibilización laboral, como ya han propuesto en el escrito que presentaron pidiendo la apertura de preventivo de crisis”, sostuvo Javier Hermosilla, ex delegado de la Planta Pacheco.

El referente de la agrupación Bordó del STIA y ex delegado de Mondelez Planta Victoria Gabriel Fernández planteó que “la Secretaría de Trabajo no debe darle curso al Preventivo de Crisis trucho y debe rechazarlo. Hay antecedentes de monopolios y multinacionales como la Coca Cola que cuando presentaron Preventivos de Crisis, la Secretaria de Trabajo no le dio curso y se lo rechazo de cuajo. O como el caso de FATE donde se logró evitar los despidos que pedían a través del Procedimiento Preventivo de Crisis, gracias a movilizaciones masivas de los trabajadores y sectores solidarios”.

Fernández exigió al STIA y las Comisiones Internas de ambas plantas que convoquen a asambleas, que exijan la apertura de los libros de contables de los últimos años. “Es necesario unificar ambas plantas y organizar la fuerza de los trabajadores y movilizarnos para rechazar cualquier plan en contra de los trabajadores”, puntualizó.