LESA HUMANIDAD

Causa Las Marías: siguen audiencias con policías desmemoriados

Se juzga en Corrientes los crímenes cometidos en el establecimiento yerbatero. Dos agentes policiales negaron recordar los hechos que se investigan, pero admitieron militarización y operativos.

Las audiencias por el juicio oral de la causa Las Marías, en la que se juzgan delitos de lesa humanidad perpetrados en el establecimiento yerbatero que la empresa posee en Gobernador Virasoro, continúan esta semana en esa localidad correntina y se esperan los alegatos para los días 16 y 17 de este mes.

 

La causa, de larga data, viene sufriendo demoras y dilaciones en la justicia, entre las cuales se encuentran la excusación de una veintena de jueces y el apartamiento de los principales imputados, posibles responsables directos de la desaparición de trabajadores del establecimiento de la familia Navajas Artaza.

 

Actualmente, se juzga la responsabilidad de Héctor María Torres Queirel, el entonces intendente de facto de Gobernador Virasoro y administrador de la estancia donde trabajaba y vivía de manera transitoria Marcelo Peralta, trabajador tarefero y delegado sindical que permanece desaparecido, única víctima de la causa debido a los problemas antes mencionados.

 

En las audiencias de este martes declararon dos policías que trabajan en la comisaría de Virasoro, Julio Ángel Fernández y Juan Ramón Cerdán. Los dos dijeron haber olvidado gran parte de los hechos ocurridos en la localidad durante la dictadura, aunque reconocieron la realización de operativos y la gran militarización del pueblo en aquellos días.

 

 

Fernández era un oficial de bajo rango en aquellos años, que entre 2000 y 2001 estuvo a cargo de la Policía de Corrientes en años convulsionados para toda la policía provincial, denunciada durante la década del 90 por gran cantidad de organismos de derechos humanos, nacionales e internacionales, como responsable de la persecución y muerte de gran cantidad de personas en democracia e involucrada, a fines de 2000, en la desaparición de un joven, Juan Carlos Chicharra Sánchez, muerto durante una sesión de tortura en la sede de la ex Brigada de Investigaciones de la Policía.

 

En una entrevista con Subteradio, Hilda Presman expresó que era muy llamativa esta desmemoria selectiva de los policías que declararon, siendo el caso más evidente, por su formación y rol posterior, el del ex Jefe de la Policía correntina.

 

Sin embargo, Presman afirmó que ambos policías pudieron recordar el contexto militarizado de la localidad durante la dictadura, la subordinación de la Policía al Ejército y la presencia de un “vivac” en uno de los campos de familias emparentadas con los principales empresarios yerbateros de la región.

 

Asimismo, recordaron la realización de “operativos civiles” con agentes de Santo Tomé que, según Presman, se estima que sirvieron como instancias de inteligencia para realizar las detenciones y desapariciones posteriores.

 

 

 

Una definición importante de la audiencia de este martes tiene que ver con la fijación del día 15 de agosto para la realización de la Inspección ocular de la Estancia María Aleida, donde ocurrieron los hechos y donde tiene fijado domicilio hasta la actualidad el imputado. Esta inspección se realizará con la presencia de tres testigos importantes, que podrán recrear la ubicación de los “conventillos” desde donde fue secuestrado Peralta y el circuito que realizaron las fuerzas militares al irrumpir en la propiedad privada del entonces intendente de facto.

 

La inspección ocular se confirmó a partir de un pedido del fiscal Flavio Ferrini, que en la última audiencia mostró preocupación por una visita que realizó el tribunal a la estancia, lo cual constituye una irregularidad importante en una instancia judicial como ésta y, especialmente, luego de que ese mismo tribunal había decidido suspender la diligencia por mal tiempo.

 

Para los días 16 y 17 se confirmó la realización de nuevas audiencias, donde se espera que se lea el informe de la inspección, se incorporen nuevas pruebas y se dé por concluida la instancia de debate. Si bien no hubo confirmación por parte del tribunal, se estima que en esas fechas se realizarán los alegatos, quedando pendiente la fijación de la fecha en que se conocerá la sentencia.

 

 

Temas
Martín Llaryora, frena un aumento a jubilados 
las universidades nacionales, contra el acuerdo uba-gobierno: no priorizaremos ningun atajo

También te puede interesar