TENSIÓN EN BRASIL

Lula deberá esperar a agosto para que el Supremo trate su liberación

El alto tribunal está por entrar en receso. Las grietas entre los magistrados son visibles. La dilación prácticamente deja al ex presidente sin chances de presentar una nueva candidatura.

El juez Edson Fachin, instructor de la operación “Lava Jato” en el Supremo Tribunal Federal de Brasil, determinó que la apelación de la defensa de Luiz Inácio Lula da Silva sea tratada por el Plenario de esa corte que se apresta a iniciar el receso invernal, que se prolongará durante de julio. Esto dejará pendiente la decisión sobre la posible liberación del ex presidente al menos para agosto.

 

Fachin anunció su decisión en respuesta a un pedido de los abogados de Lula para que el caso fuera tratado esta misma semana con urgencia, pero dentro del alto tribunal existen marcadas diferencias de criterio al respecto.

 

Lula está detenido desde el 7 de abril en la Superintendencia de la Policía Federal en la ciudad de Curitiba (sur), donde cumple una condena por corrupción pasiva y lavado de dinero del juez federal Sérgio Moro, ratificada por el Tribunal Regional Federal 4, de segunda instancia.

 

La defensa de Lula pretendía que el Supremo dejara sin efecto el arresto mientras se tramita la apelación ante instancias superiores.

 

Lula, que lidera las encuestas de intención de voto con el 30% de las preferencias, anunció su decisión de disputar las elecciones presidenciales del 7 de octubre pero esta resolución del Supremo le impedirá hacer campaña y prácticamente lo deja sin posibilidades reales de competir. En Brasil rige la llamada ley de “ficha limpia”, promulgada por el propio Lula hacia el final de su segundo mandato, que quita derechos políticos a los ciudadanos condenados por corrupción, como es su caso.

 

Previamente, Fachin, instructor del caso Lava Jato, había cancelado la audiencia para tratar un recurso de Lula que había sido agendado para este martes, por lo que fue calificado de "cobarde" por el jefe del bloque de diputados del Partido de los Trabajadores, Paulo Pimenta.

 

La grieta sobre el tema es enorme en la alta corte, al punto que el juez Marco Aurélio Mello calificó de "ilegal" la detención, por considerar que viola las garantías constitucionales, y acusó por la situación a la titular del cuerpo, Carmen Lucia.

 

Las Más Leídas

También te puede interesar