MÁS DÓLARES QUE SE VAN

El déficit comercial con Brasil creció un 20% en marzo

Crecen las ventas y las compras, pero estas últimas lo hacen más rápidamente. El rojo total del país fue récord histórico el año pasado.

El déficit para el país en el comercio con Brasil se incrementó casi un 20% entre marzo último e igual mes de 2017, al alcanzar a 830 millones de dólares.

 

Así, en el primer trimestre el rojo de la balanza bilateral se elevó a 2.000 millones de dólares, contra 1.700 millones de igual período del año anterior, lo que equivale a un incremento del 17.6%. Esto fue producto de un incremento del 13,9% de las importaciones y de un 9,3% de las exportaciones.

 

Según un estudio de la consultora Ecolatina, “producto de que las exportaciones a Brasil crecieron menos que las importaciones totales del gigante sudamericano (+6,7%, superando US$ 13.800 millones), nuestra participación en las compras externas de la principal economía del Mercosur cayó 0,2 puntos porcentuales, ubicándose en 6,3%, lo que representa el menor valor para un marzo desde la salida de la convertibilidad”.

 

 

“Por el lado importador, las compras argentinas alcanzaron el decimoséptimo mes en fila (desde noviembre 2016) con una variación interanual de dos dígitos. No obstante, dicho incremento viene desacelerándose: mientras que en el último año promedió un alza superior al 30%, en los tres primeros meses de 2018 la tasa de expansión se redujo a la mitad, en parte, por tener una elevada base de comparación”, continuó.

 

El año pasado terminó con un rojo comercial nominal total récord de 8.000 millones de dólares para la Argentina.

 

En lo que respecta al vínculo con el principal socio del Mercosur, Ecolatina añadió que “para lo que resta del año esperamos que continúe la tendencia del primer trimestre: las importaciones crecerán más rápido que las exportaciones, lo que profundizará el déficit bilateral. Sin embargo, los envíos a Brasil encadenarán su segundo año de crecimiento, algo que no sucede desde el bienio 2010-2011”.

 

A pesar de esa recuperación, las ventas a Brasil seguirán por debajo de los 11.000 millones de dólares, muy lejos del récord de US$ 17.000 millones de exportaciones de 2011.

 

Javier Milei con la titular del FMI, Kristalina Georgieva
Toto Caputo y la misión de mantener el modelo

También te puede interesar