Política

En tono de campaña, Macri anticipó mejoras en la evaluación Aprender

Durante un acto en Campana. No mencionó datos concretos, pero afirmó que hubo avances en Lengua, Ciencias Sociales y Comunicación. Se mostró con María Eugena Vidal y Alejandro Finocchiaro.

“Estoy feliz de que cada vez seamos más los que queremos trabajar con la verdad sobre la mesa”, afirmó el presidente Mauricio Macri este miércoles al anunciar, junto a la gobernadora María Eugenia Vidal, y al ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, que unas “4.500 escuelas” de sectores “vulnerables” lograron “mejorar” los niveles de “Lengua, Comprensión Lectora, Ciencias Sociales y Comunicación” en la evaluación Aprender 2017, aunque no así en Matemática, respecto a la misma evaluación realizada el año anterior en medio de críticas docentes.

 

Según  Finocchiaro, “un dato esperanzador del operativo es que 4.500 escuelas lograron romper la barrera del contexto, lo que en castellano –enfatizó- quiere decir que 4.500 escuelas de sectores vulnerables estuvieron por encima de la media nacional”.

 

“Es un buen punto de partida, no tenerle miedo a la verdad, podemos cambiar la realidad”, arengó Macri al final del acto realizado en la Escuela Nacional Superior Eduardo Costa de la ciudad de Campana, y en lo que pareció un mensaje a los docentes en conflicto, advirtió: “Lo que tenemos que tener miedo es a que nuestros chicos no aprendan”. “Lo logramos (la mejora anunciada) porque hicimos una fuerte apuesta en la capacitación docente”.

 

Tras “agradecer a los docentes” que participaron en el operativo de la evaluación, Macri los instó al desafío de “evolucionar en las aulas” como sucede en todo el mundo a partir de “la revolución tecnológica” y a aceptar “las nuevas herramientas para aprender y seguir siendo jóvenes eternamente”.

 

Recordó que “el primer resultado fue muy malo, comprobamos que casi la mayoría de los chicos que se recibían no comprendían textos al terminar su formación, ni qué hablar del agujero que tenían con las matemáticas”, sintetizó el Presidente.

 

 

Luego, agregó: “Preparamos nuevas herramientas y propuestas, enviamos a cada escuela, a cada director, debilidades y fortalezas a encarar” y “estamos felices porque 9 de cada 10 directoras trabajaron en esa información y lograron el cambio en Ciencias Sociales, Naturales y Lengua. Todavía falta Matemática”.

 

Antes, Finocchiaro en tono de queja, había recordado “el debate que se armó” el año pasado, cuando el Gobierno anunció la realización del operativo de evaluación a docentes y alumnos de escuelas públicas para determinar los niveles de comprensión y conocimientos. "Dijeron que íbamos a hacer la evaluación para echar gente”, señaló en un mensaje directo a los docentes bonaerenses que protagonizaron entonces un largo conflicto con el Gobierno de Vidal . Sin embargo, tanto Macri, como Vidal y Finocchiaro, evitaron referirse al actual conflicto por las paritarias docentes.

 

“Supimos qué cosas estaban mal y qué cosas estaban bien, pero ese miedo fue tan potente que fue una oposición tremenda que se nos planteó cuando trabajamos con la gobernadora en la provincia de Buenos Aires”, recordó Finocchiaro sobre su paso por esa el distrito.

 

En ese marco, el ministro calificó como un “dato esperanzador” que “este año estamos presentando estos resultados con una gran mejora en Lengua, en Comprensión Lectora, en Ciencias Sociales y en Comunicación”, y señaló que “evaluando aprendemos y podemos planificar políticas públicas de largo plazo”.

 

Finocchiaro destacó que “esto es trabajo de docentes, directores, inspectores que se han esforzado para que eso suceda” y agregó: “Esta vez el cambio va en serio porque lo estamos haciendo profundo”.

 

Al comenzar su breve discurso, Macri mostró que llevaba puesta una media de color verde y otra roja, para sumarse, según dijo él mismo, al Día Mundial del Síndrome de Down.

 

Paralelamente, mientras se desarrollaba el acto, el Gobierno informó a través de un comunicado de Presidencia, que la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) comenzó a pagar la asignación por ayuda escolar anual a casi 6,5 millones de niños y adolescentes por un monto global de más de 8 mil millones de pesos.

 

Del total, 3.154.358 son hijos de trabajadores en relación de dependencia y monotributistas; 2.686.240 de titulares de la Asignación Universal por Hijo; 587.716 a cargo de jubilados y pensionados y 45.572 de titulares de la Prestación por Desempleo.

 

El monto percibido es de 1250 pesos y lo cobran las familias cuyo ingreso grupal no supere los 94.786 pesos en el mes y el ingreso individual no sea de más de 47.393 pesos.

 

El pago corresponde a los titulares de niños de 45 días a 18 años de edad que concurran a un establecimiento educativo nacional, provincial, municipal o privado (subvencionado o no) incorporado a la enseñanza oficial y obligatoria en el que se imparta educación inicial, primaria o general básica, educación secundaria o polimodal

 

 

Axel Kicillof y Maximiliano Pullaro, buena síntonia y cooperación.
Javier Milei no quiere controlar el comercio exterior

También te puede interesar