X

“El Frente Progresista va a conservar la provincia de Santa Fe ”

El ex gobernador socialista suena fuerte para intentar el regreso al cargo. Critica a Macri, descarta una confluencia con Cambiemos y aboga por una alianza más amplia. La mirada nacional.
Por 11/11/2018 10:57

Antonio Bonfatti recorre la provincia de Santa Fe como si fuera candidato, pero todavía no lo es. Lo niega por el momento y dice que es una decisión que debe resolverse de modo “colectivo” en el seno del Partido Socialista que lo tiene como líder nacional. En diálogo con Letra P, el presidente de la Cámara de Diputados de la provincia fustigó al presidente Mauricio Macri por considerar que su Presupuesto acarreará un “ajuste fenomenal” y adelantó que el socialismo volverá a ser parte de “muchas fotos políticas” de tenor con dirigentes de otros partidos.

El ex gobernador consideró, además, que el próximo gobierno nacional será de “transición” y necesitará “de amplios consensos y un respaldo muy fuerte”.

 

 

 

BIO. Antonio Bonfatti es médico, tiene 67 años y es el presidente de la Cámara de Diputados de Santa Fe. Es, a la vez, el presidente del Partido Socialista a nivel nacional y suena, por mar y tierra, como el candidato del Frente Progresista para las futuras elecciones a gobernador, cargo que ya ocupó entre 2011 y 2015 tras ganarle ajustadamente al cómico Miguel Del Sel. Hoy concentra sus esfuerzos en lograr que el socialismo rompa políticamente las fronteras de la provincia que gobierna desde 2007. 

 

-El Presupuesto nacional va camino a su aprobación. ¿Qué implica que se convierta en ley un proyecto de este tenor?

-Implica para todos los argentinos un gran retroceso en cuanto a políticas sociales. Además, va en contra del federalismo porque afecta mucho a las provincias, como ocurre con el subsidio al transporte y la electricidad. Creo que va a haber una etapa de ajuste fenomenal: es la receta del FMI pensando en ellos y no en todos los argentinos.

-En su última visita a Rosario, el presidente Macri pidió en particular la adhesión de la provincia a la ley de ART, proyecto que descansa en la Cámara que usted preside. ¿Por qué no se aprueba?

-No hay consensos, mayorías, para tener la adhesión lisa y llana a la ley nacional. Sí hay cuatro o cinco presentaciones, entre ellas algunas que están tratando una ley provincial propia que sea equilibrada, defendiendo los intereses de los trabajadores y de la pequeña y mediana empresa. Pero creo que lo peor que podemos hacer es generar injusticias hacia un lado u hacia otro. 

-¿Por qué Macri tiene tanto interés en esa ley?

-Él siempre está respondiendo al interés de los sectores productivos y me parece bien, yo haría lo mismo, pero no en detrimento de los trabajadores, y este es el punto de equilibrio que hay que tratar de encontrar.

-¿Por qué no se logró avanzar con la reforma constitucional en Diputados?

-Porque tampoco hubo mayorías. De cualquier manera, aunque no hubo mayoría para sacarlo en aquella sesión que nos propusimos, el proyecto tiene tratamiento todavía en la Cámara de Diputados. Pero vamos a seguir adelante con el intento de la reforma. Recién para fin del año que viene se termina el abordaje parlamentario, así que vamos a seguir intentándolo. 

-¿A lo largo de 2019?

-Yo creo que hay seguir trabajando el tema.

-¿Beneficia al Frente Progresista que el calendario electoral de 2019 se  desdoble del nacional?

-Los arrastres (nacionales) que se producen en los procesos electorales no son convenientes ni para los municipios ni para las provincias. De cualquier manera, hay una facilidad que es la Boleta Única (el sistema electoral santafesino), con lo cual en Santa Fe desde 2011 ha eliminado la posibilidad del arrastre.

-Son varios los dirigentes que hablan de una construcción más amplia y plural del Frente. ¿Qué significa eso? ¿Hacia dónde está dirigida la apertura?

-Mire, hacia todo aquel con el coincidamos en un proyecto. Obviamente, que tiene sus principios en bases éticas, republicanas, pero a partir de allí puede incorporarse todo aquel que se sienta consustanciado con un proyecto que ya lleva once años de materialización y 25 años de encontrar el camino del dialogo y consensos.

 

 

-En lo que fue una foto de alto tenor político, el socialismo se reunió con Sergio Massa, ¿se puede replicar algo así en términos electorales en la provincia?

-Va a haber muchas más fotos a nivel nacional, porque nosotros estamos tratando de encontrar, a partir del diálogo y el consenso, acuerdos que no sean electorales, sino para ponerle el hombro al país, algo necesario en función de la gravedad que está viviendo Argentina en términos económicos y sociales. Aquellos que quieran ver en ello una foto electoral se equivocan. Nosotros vamos a continuar generando diálogo porque yo creo que el próximo gobierno que asuma va a ser de transición y necesitará, reitero, de amplios consensos, de un respaldo muy fuerte. 

 

 

-¿Cambiemos y el kirchnerismo son el límite para ese tipo de fotos?

-Yo no hablo de volver a la grieta, hablo de sumar en un proyecto de Nación. Indudablemente tiene que ver con qué queremos para la industria, la pequeña y la mediana empresa, con nuestra universidad, nuestra educación, nuestra salud, con el interior, el federalismo, la justicia. Tratar de construir en pos de la Argentina y no en contra de ningún proyecto.

-¿Pero se imagina construyendo con dirigentes de Cambiemos o del Frente para la Victoria?

-Con los referentes de Cambiemos marchamos en un sentido totalmente opuesto, lo que no quiere decir que muchos que hayan elegido ese camino puedan volver. Y con sectores que han participado del anterior gobierno, no con sus máximos dirigentes, podríamos coincidir a partir de un proyecto. 

"Con los referentes de Cambiemos marchamos en un sentido totalmente opuesto, lo que no quiere decir que muchos que hayan elegido ese camino puedan volver. Y con sectores que han participado del anterior gobierno, no con sus máximos dirigentes, podríamos coincidir a partir de un proyecto."

-¿Hay entonces dirigentes peronistas con los que se comparten miradas de país?

-Como hay radicales también con los que podemos trazar un proyecto común.

-¿Y la UCR dónde queda?, porque en la provincia todavía hay radicales que juegan en el Frente Progresista y en Cambiemos al mismo tiempo.

-La enorme mayoría de los radicales, usted sabe, está en el Frente Progresista. Y aquel que eligió otro camino, bueno, es su determinación, nosotros no somos quiénes para cuestionarlo. Solamente creo que se ha equivocado de rumbo. 

-¿Y qué dice de los que al día de hoy siguen en los dos sectores?

-Que no hay posibilidades de no definirse por un lado o por el otro. 

-¿Qué piensa de la idea del presidente de la UCR, Julián Galdeano, de armar un frente nuevo que también contenga al PRO?

-No hay coincidencias de proyectos con el PRO. ¿Para qué seguir insistiendo en algo que no tiene viabilidad?

-¿Un escenario de PASO en 2019 sería saludable para el progresismo de Santa Fe?

-Siempre he manifestado la necesidad de las coincidencias y, si hay diferencias de matices, está la propia ley que habilita resolverlas en una primaria. Ya las hemos tenido en 2011, 2015 y 2017. 

-¿Pero lo ideal sería una lista unificada?

-Y… eso habla de que hay mayores coincidencias, pero si no se puede lograr, el camino es el mismo.

-¿Cuándo se van a empezar a materializar las candidaturas? A usted se lo nombra y se lo pide como candidato desde varios sectores.

-No lo hemos decidido y faltará algún tiempo, pero se van a tomar las decisiones en cuanto a las candidaturas por parte de nuestro partido y, obviamente, en el consenso del Frente.

-Ya dijo que eso dependerá de una decisión partidaria, ¿pero en lo personal lo atrae volver a la Casa Gris?

-No es un problema personal. En lo personal nunca tomé la decisión de ocupar un cargo. Son decisiones que se toman colectivamente y las resolveremos colectivamente en el partido.

-¿En Santa Fe hay un escenario de tercios electorales entre el Frente, el PJ y Cambiemos?

-Los escenarios son cambiantes. Hoy hay un escenario de tres tercios, el día de mañana no lo sabemos. Porque lo que puede ocurrir es impensable. Seis meses atrás nadie hablaba de que (Jair) Bolsonaro podía ser presidente de Brasil. Entonces digo que el momento es una foto y que la película es otra cosa. Hay que estar siempre atentos y adecuarse a la realidad, siempre sustentar los mismos principios y no cambiar en función de intereses pragmáticos. 

-¿El Frente se recuperó en los últimos meses después de las derrotas electorales de 2017?

-Yo no tengo la menor duda que el Frente va a seguir conservando tanto la provincia como la ciudad de Rosario y ganar muchos más municipios y comunas que loa que ganó en 2015 y en 2017.

"Los escenarios son cambiantes. Hoy hay un escenario (preelectoralen Santa Fe) de tres tercios, el día de mañana no lo sabemos. Porque lo que puede ocurrir es impensable. Seis meses atrás nadie hablaba de que (Jair) Bolsonaro podía ser presidente de Brasil. Entonces digo que el momento es una foto y que la película es otra cosa."

-Distintas encuestas hablan de una caída en la imagen de Macri en todo el país, ¿pero por qué el descenso es más pronunciado en Rosario?

-Siempre el electorado rosarino es muy analítico, muy crítico, está compuesto de ciudadanos muy informados. Además, la marcha de la economía indudablemente golpea a Rosario en particular, a sus comercios, sus industrias, al entramado productivo santafesino. Estamos muy golpeados por esta situación, esa es la razón.

-¿Cómo califica la gobernación de Miguel Lifschitz?

-Es una excelente gestión, llevando adelante todo lo que hemos propuesto desde el plan estratégico provincial, que era una mirada hacia 2030. Obviamente, que con su impronta y mirada, pero estoy muy contento con el desarrollo.

-¿Tiene futuro nacional el gobernador? 

-No tengo la menor duda de que es un dirigente que ha demostrado capacidad de gestión y una mirada amplia de los problemas. No abunda esto en la política del país. Podría ser un excelente candidato, en potencial, a dar respuestas a los argentinos.

-¿Candidato a qué?

-Yo no quiero aventurar, primero hay que construir el barco y después ver el timonel. Lamentablemente siempre empezamos al revés en el país, por eso el camino que ha empezado el partido es tratar de encontrar principios básicos rectores de un proyecto de Nación. Después veremos el timonel del barco.

-¿Hay tiempo para construir ese barco?

-Siempre hay tiempo, el diálogo nunca se agota.