X

El Gobierno celebró el faltazo de los Gordos para desinflar la marcha del 22 F

En el Gobierno destacaron la fractura por sobre el temor al efecto de la movilización. En una arriesgada jugada, Triaca destacó un acuerdo paritario con aceiteros que no integran la Federación.

Por 31/01/2018 20:39

Luego de diez días de remanso en la localidad marplatense de Chapadmalal, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, desembarcó en su oficina el lunes pasado, para comparecer un rato después ante todo el gabinete en la Casa Rosada, a quienes les pidió disculpas por el escándalo con su casera y, posteriormente, se lanzó de lleno al tema que lo mantiene en el cargo: la gestión de la paritaria 2018 y la administración de la relación inestable con los gremios, y especialmente con la CGT.

Tras el respaldo que le prodigaron el presidente Mauricio Macri y el jefe de Gabinete, Marcos Peña, para que continúe en el cargo, Triaca le hizo honor a semejante aventón y siguió de cerca el pronunciamiento que hizo la CGT este miércoles por la tarde para sumarse a la movilización que convocó la Federación Nacional de Camioneros para el próximo 22 de febrero.

 

 

“Estuvimos mirando el momento del anuncio, y tuvo más notoriedad la ausencia de los que no fueron, que los presentes. Si hubiera sido un partido de Independiente, podríamos decir que sacaron a los suplentes, porque no había dirigentes de primera categoría. Si para ganar el partido ponen a un mediocampista como delantero, es porque algo raro esta pasando. Y Si encima el mayor aliado que tienen es la CTA, eso también habla mucho de ellos”, resumió con lenguaje futbolero un alto funcionario de la cartera laboral, concentrado en resaltar el faltazo de una parte del triunvirato de la CGT unificada, como el líder de los trabajadores de sanidad, Héctor Daer, entre otros.

 

 

LA TRAMPA ACEITERA. “No los subestimamos para nada, pero es notable que la CGT va muy dividida a respaldar a Camioneros”, completó la fuente ministerial, empeñada en resaltar una imagen política que Triaca sobre explotará durante los próximos meses. Este miércoles, el menú estuvo protagonizado por el cierre de la paritaria con el sindicato de Aceiteros de San Lorenzo, que se descolgó de la paritaria que vence en marzo, firmada por la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina, que reúne a mas de 20 gremios de todo el país. 

De acuerdo al pacto cerrado originalmente el martes, pero anunciado por Triaca este miércoles, el gremio encabezado por Pablo Reguera firmó un 15% de aumento nominal para 2018, pero sumó una cláusula de revisión en septiembre y agregó un incremento del 28% para el premio anual que reciben los trabajadores del sector. Es decir, que acepta el 15%, pero incluye un 5% adicional, la vigencia de la cláusula gatillo y un sueldo complementario.

 

 

“La nominalidad de la paritaria tiene que estar atada a la baja de la inflación, pero tenemos industrias que generan valor agregado y esta perfecto que paguen premios como el que se acordó con Aceiteros, por eso estamos muy contentos por el cierre de este modo”, confió la fuente, que anticipó a este medio parte de la estrategia que Trabajo impulsará para afrontar esta paritaria: un minucioso cierre de acuerdos sector por sector, especialmente en las actividades, como aceiteros, que tienen un margen para pagar “aditamentos”, por encima del 15% que Triaca buscará imponer a cualquier precio.

Ante las consultas de Letra P, fuentes de la Federación que nuclea a una veintena de gremios, confiaron que los funcionarios de Triaca “intentaron instalar que fue un acuerdo del 15%, difundieron solo una parte del acuerdo, con una campaña mediática”. Sin embargo, recordaron que “la posición de la Federación es que la paritaria se negocia a partir de un informe económico que se discute con todos los delegados del país, y se define el salario minimo vital y móvil. A partir de ese estudio, se establece la demanda para la paritaria prevista para marzo. Nosotros ya anunciamos que seguimos como se hace siempre, la propuesta no la decide con la patronal, sino el plenario, que está previsto para el 14 y 15 de marzo”.

 

 

El gremio de San Lorenzo no forma parte de la Federación, junto a los gremios de Necochea y Junín. Sin embargo, la firma de ese acuerdo establece la vigencia de dos pautas salariales para los meses de enero y febrero de este año, hasta que venza la paritaria firmada por la Federación. Sin embargo, la rúbrica del acuerdo salarial fue protagonizada por un sindicato que, si bien no integra el marco nacional de los trabajadores aceiteros, forma parte de la Corriente Federal de Trabajadores, que encabeza el titular de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo