X
La vicepresidenta estuvo en Nueva York y ofreció su primer discurso en la apertura de la asamblea 72 del organismo. Mensajes para Londres, castigos para Caracas y reuniones bilaterales.
Redacción 20/09/2017 20:32

Calzada en el traje de jefa de Estado, la vicepresidenta Gabriela Michetti representó al país en el discurso de apertura de la 72ª Asamblea General de las Naciones Unidas, realizada en Nueva York. El año pasado esa alocución fue ofrecida por el presidente Mauricio Macri, aunque en esta oportunidad el rol fue desempeñado por la titular del Senado, que además de hablar en representación del mandatario, también participó de una inesperada invitación del presidente de los Estados Unidos Donald Trump para una cena con el fin de analizar la situación venezolana. 

Este miércoles, en la sede neoyorkina de la ONU Michetti retomó el reclamo por los derechos “legítimos e imprescriptibles" de soberanía argentina sobre las Islas Malvinas. En esa línea, formalizó "un nuevo llamamiento al Reino Unido" para "reanudar las negociaciones" bilaterales para "encontrar una solución pacífica a la controversia, en el marco del "comité especial de descolonización de las Naciones Unidas" y "respetando el modo de vida de los isleños". "Nuestro gobierno ha logrado un nuevo clima en la relación con el Reino Unido y esperamos que esto contribuya a poder sentarnos a una mesa de negociaciones, a fin de resolver esta controversia de soberanía", sostuvo la vicepresidenta, en referencia a la declaración conjunta que firmaron el año pasado los gobiernos de Londres y Buenos Aires para retomar el diálogo bilateral, pero con eje en materia comercial e hidrocarburífera.

Ante los jefes de Estado, Michetti también pidió el "apoyo de la comunidad internacional para que nos acompañe en el pedido de colaboración que estamos haciendo a la República Islámica de Irán para esclarecer el atentado terrorista" de la AMIA. Dentro de la ofensiva discursiva de la administración de Cambiemos al respecto, Michetti remarcó que "la continuidad de la investigación del atentado sobre la AMIA exige la comparecencia de los acusados a prestar indagatoria. No queremos pasar otros 20 años sin justicia", exclamó.

Luego, en línea con la reunión que mantuvo con Trump, Michetti le habló al gobierno de Venezuela, y en especial a su presidente Nicolás Maduro, a quien le pidió "realizar un esfuerzo de negociación creíble y de buena fe" para "alcanzar pacíficamente el reestablecimiento de la democracia en Venezuela". Luego condenó "la violación sistemática de los derechos humanos. Es con dolor que debo pronunciar estas palabras sobre un país hermano, muy querido por la Argentina. Condenamos la ruptura del orden democrático, y la violación sistemática de los derechos humanos y las libertades fundamentales".

Apenas llegó a Nueva York hace tres días, la vicepresidenta mantuvo reuniones bilaterales con Trump y los mandatarios Michel Temer (Brasil), Juan Manuel Santos (Colombia) y Juan Carlos Varela (Panamá). También tuvo un encuentro con el Secretario General de las Naciones Unidas António Guterres, "con quien habló acerca de los principales temas involucrados en la Asamblea y el rol de la Argentina en la futura presidencia del G20".

Este martes, junto al canciller Jorge Faurie la vicepresidenta mantuvo otro encuentro con el director general de la Organización Internacional del Trabajo, Guy Rider, para analizar los aspectos de la IV Conferencia Mundial sobre la Erradicación Sostenida del Trabajo Infantil, “que se realizará del 14 al 16 de noviembre en la Ciudad de Buenos Aires”, según indicaron sus voceros.

“La Conferencia contará con la presencia de representantes de los gobiernos, trabajadores y empleadores. Se espera la participación de 1500 delegados de todo el mundo para debatir temas como la eliminación del trabajo forzoso, políticas activas de inclusión y empleo joven de calidad” comentó Michetti.