COMERCIO BILATERAL

Relaciones carnales: Argentina importará carne vacuna desde Estados Unidos

La apertura de ese mercado cuenta con el visto bueno oficial y se relaciona a un pedido de Trump. Cancillería y Agroindustria confirmaron que planean habilitar el ingreso del producto.

La decisión de abrir el mercado argentino para la carne vacuna de Estados Unidos cuenta con el visto bueno del Gobierno y forma parte de los pedidos del presidente Donald Trump para dejar entrar la carne argentina a su país, al igual que ocurrió con el ingreso de carne porcina a cambio de los limones.

 

Según confirmaron a Letra P fuentes de Cancillería y del Ministerio de Agroindustria, la importación de carne vacuna de Estados Unidos está en la agenda de trabajo con ese país y el Gobierno planea habilitar el ingreso para favorecer la agenda con la administración de Trump.

 

El tema se puso en la mesa de trabajo entre los dos países desde que el presidente Mauricio Macri viajó a fines de abril a Estados Unidos y avanzó bastante en la reunión que mantuvieron hace 15 días en Washington el secretario de Relaciones Económicas Internacionales y muy cercano a Macri, Horacio Reyser, y la secretaria de Mercados Agrícolas, Marisa Bircher, con el Secretario de Comercio de Trump, Wilbur Ross.

 

Justamente fue el área de Ross la que decidió imponer un arancel del 57 por ciento en promedio para el biodiésel argentino y dejó estupefactos tanto a los funcionarios argentinos como a los empresarios.

 

Según explicaron a este medio, para la habilitación final para el ingreso de la carne estadounidense faltan muchos procesos sanitarios que son largos, mientras que para la carne argentina no falta mucho. “Hoy necesitamos que el SENASA mande algunos papeles y las autoridades norteamericanas den el último paso, pero todo viene muy encaminado”, explicaron a Letra P desde Agroindustria.

 

EL IDA Y VUELTA DE TRUMP. Si bien Argentina tiene un fallo a favor en la Organización Mundial de Comercio (OMC) de 2015 que le dio la razón para la apertura del mercado estadounidense a la carne vacuna, la administración Trump puso en la agenda de trabajo el ingreso de carne de vaca al país.

 

Para los funcionarios argentinos, es una cuestión que reviste una importancia simbólica porque ven difícil que ingresen volúmenes considerables, mientras que la apertura del mercado estadounidense para la carne argentina es muy importante por lo que representa ese mercado como standar sanitario mundial y uno de los principales importadores globales.

 

Algo similar ocurrió con el caso de los limones, cuando la apertura ya estaba definida por la administración de Obama, Trump asumió y demoró los procesos. En el medio, puso en agenda como prenda de negociación la cuestión porcina, que era de vital interés para su vice, Mike Pence. El ex gobernador de Indiana es un viejo lobbysta de ese sector, del que Estados Unidos es el principal productor mundial.

 

El balance, que daba cerdos por limones a comienzos de esta semana, se desequilibró con la decisión del Departamento de Comercio de Trump de poner un arancel del 57 por ciento en promedio para las importaciones de biodiésel argentino, el principal principal producto de exportación argentino a ese mercado, con 1200 millones dólares vendidos en 2016.

 

Javier Milei expuso ante el Círculo Rojo en el Foro Llao Llao.
Osvaldo Giordano, presidente del Ieral de la Fundación Mediterránea de Córdoba.

También te puede interesar