PERSPECTIVAS JUNIO 2017

Un fondo de inversión advierte que el 40% de la economía sigue en caída

El grupo Quinquela reflejó que hay sectores que empujan, mientras comercio e industria continúan retraídos. El 60% restante crece a un ritmo de 1,6%. Atraso cambiario e inflación del 25%.

Los datos de una economía que continúa dando señales confusas empezaron a verse ya en las perspectivas que elaboran empresas y sectores vinculados a las finanzas. En su informe del mes de junio, la administradora de fondos comunes de inversión Quinquela refleja que en la primera parte del año los sectores que representan el 40% del PBI argentino, como lo son la Industria, Minería y Comercio, siguen cayendo. Mientras que el otro 60% mejora a un ritmo interanual del 1,6%. “La recuperación de la industria sigue demorada. Los datos de abril fueron negativos. Solamente la industria automotriz está por arriba de los niveles del 2016, el resto de los sectores siguen en retroceso”, destaca el trabajo.

 

Yendo a los números, el grupo destaca que “la economía muestra un ritmo de crecimiento tendencial del 1,3%. Esto es producto de la combinación de meses de crecimiento con otros que todavía muestran caídas”. Y afirman que “para lograr crecer por arriba del 2% anual, sería necesario que se estabilice el crecimiento a un ritmo del 4,3% anualizado. Es decir, más de tres veces el ritmo observado en los últimos seis meses”. Esto se debe a que industria y consumo “siguen todavía retraídos”.

 

En materia de empleo, destacan que “el nivel de empleo formal de marzo ya está por arriba del nivel del año anterior”, y que la “recuperación sigue siendo más rápida que la del nivel de actividad”. En este sentido, “el sector de la construcción es el que mayor volumen de empleo formal está generando y la industria es el único que no ha logrado frenar el deterioro del empleo”.

 

En materia fiscal, la administradora presidida por Flavio Simonotto asegura que “si bien el primer cuatrimestre mostró un sobrecumplimiento de la Meta Fiscal, la tendencia que se observa todavía es preocupante: gastos crecieron más que recursos en abril”.

 

En el marco de una economía que ven seriamente afectada por la crisis brasileña y las cuestiones de la política nacional en año electoral, consideraron los economistas que hicieron el trabajo que “el tipo de cambio real sigue muy bajo en relación a referencias históricas recientes”.

 

Por último, se refieren al tema inflación. “La inflación núcleo de los primeros cuatro meses del año fue de 1,87% promedio. Esto implica un ritmo anualizado de casi 25%. Hoy ese es el ritmo inflacionario que trae la economía”. Y concluyen que, en este contexto, lo que se puede esperar para 2017 es una mejora en el PBI de 2,6%, con mínimo esperado de 1,8% y un máximo de 3,5%.

 

 

 

José Luis Daza, el reemplazo de Joaquín Cottani en Economía
El gobierno de Javier Milei y el cepo cambiario

También te puede interesar