No empiezan las clases

Finocchiaro: “Hay intencionalidad política del gremio kirchnerista CTERA”

El ministro de Educación bonaerense acusó a Roberto Baradel de querer “clausurar la paritaria docente”. Su par Hernán Lacunza también cargó contra el sindicalista.

El Gobierno bonaerense refuerza la ofensiva contra el titular de SUTEBA, Roberto Baradel, el blanco elegido para las críticas por el paro docente. El ministro de Educación bonaerense, Alejandro Finocchiaro, denunció este viernes que “hay una clara intencionalidad política del gremio kirchnerista CTERA de no iniciar las clases y utilizar el conflicto docente como punta de lanza para el gobierno de (Mauricio) Macri y María Eugenia Vidal”.

 

 

Tras el anuncio de un paro de 48 horas que dilatará una vez más el inicio del ciclo lectivo, Finocchiaro alertó que “el gremio pretendió clausurar la paritaria docente” ya que “a fines de diciembre habían anunciado que no iban a empezar las clases, sin siquiera sentarse a dialogar con nosotros”.

 

“Ayer en la provincia de Buenos Aires se estaba negociando –y todavía quedan 10 días de negociación- cuando ellos ya estaban lanzando un paro”, se quejó, y agregó: “Eso demuestra no sólo que no les importa la educación y el futuro de los chicos, sino que tampoco les importa discutir el salario docente”.

 

Delegados de todo el país nucleados en la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) ratificaron este jueves el paro para los días 6 y 7 de marzo, en rechazo a la propuesta del Gobierno bonaerense, que fue similar a la oferta formulada a los docentes porteños.

 

En diálogo con Radio 10, Finocchiaro sentenció que el titular de SUTEBA “es kirchnerista” a pesar de que, tal como le recordó el periodista Gustavo Sylvestre, en 2014 hubo un paro docente de 17 días bajo el gobierno de Daniel Scioli. “Baradel no es sciolista –retrucó-, ese era un Scioli que el gobierno de Cristina Kirchner estaba intentando ahogar económicamente”. Así, el Gobierno bonaerense potencia su estrategia de concentrar la disputa salarial en la figura de Baradel, la cara más visible del conflicto.

 

“En la provincia de Buenos Aires, el ‘baradelismo’ produjo en los últimos 10 años 110 días de paro, es decir, el 60% de un ciclo lectivo”, detalló el funcionario, y advirtió además que durante el kirchnerismo “manejaron el sistema educativo a través de ministros afines, y eso no produjo un mejor sistema educativo, sino uno donde la mitad de los chicos no termina la escuela media, y la mitad que lo termina no comprende textos; donde la mayoría de los chicos termina la primaria sin saber leer ni escribir correctamente”.

 

En la misma línea se expresó el ministerio de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, quien recordó que Baradel “en 2015 se olvidó de hacer paro y en 2014 hizo 17 días de paro, cuando a instancias de Cristina se estaba tratando de boicotear la gestión del gobernador Scioli". “Esa actitud oscilante también hay que ver debajo de la superficie cómo estaba instigado, cómo estaba promovido. Cuando Cristina pujaba con Scioli, le hacía paro, cuando Scioli era el candidato oficialista no se hicieron más paros", observó en declaraciones a radio Metro.

 

En tanto, el ministro de Educación defendió el piso del 18% de aumento ofrecido por Vidal, que se revisaría de manera trimestral para que no quede por debajo de la inflación –la denominada “cláusula gatillo”-, estimada en un 17%.

 

Finocchiaro explicó que los gremios docentes “se fijan en la foto del último mes” de 2016, pero señaló que “si miramos la película durante todo el año, vemos que la inflación tomada por el índice de la propia CTA, en marzo daba 12 puntos y los docentes tuvieron un aumento del 21.5”, mientras que “en julio daba 27 puntos y los docentes estaban recibiendo 34.6”.

 

Por lo tanto, destacó, “hubo un aumento del 2% del poder adquisitivo, que no es ninguna maravilla, pero demuestra que en un contexto tan difícil como el del año pasado, no sólo no perdieron, sino que estuvieron un poco por arriba”.

 

Por último, Finocchiaro reiteró que “estamos hablando de gremios, no de docentes”, ya que “en la provincia de Buenos Aires, más de la mitad de los docentes no está afiliado a ningún gremio”, por lo que “no necesariamente quienes ayer lanzaron el paro representan a los docentes”.

 

 

Santiago Santurio, diputado de La Liberad Avanza. 
Juliana Santillán criticó al kirchnerismo por los incidentes en el Congreso

También te puede interesar