31|1|2023

Aceptan la renuncia del vice de Salud y crecen las versiones por la salida de Bergman

09 de enero de 2017

09 de enero de 2017

La oficialización de la partida de Néstor Pérez Baliño reabrió el grifo de cambios de funcionarios. ACUMAR tendrá rango de Secretaría de Estado: la pérdida de poder del rabino y su posible reemplazo. 

El presidente Mauricio Macri terminó sus vacaciones en Villa La Angostura y retomó la agenda de reacomodamientos dentro del Gabinete. Esta mañana el Boletín Oficial oficializó la partida del viceministro de Salud Néstor Pérez Baliño, segundo del titular de la cartera sanitaria Jorge Lemus, cuya renuncia fue aceptada formalmente, aunque el desdoblamiento del área que tenía ese funcionario ya estaba resuelta desde fines del año pasado, explicaron fuentes de ese ministerio. Entre los cambios que el Ejecutivo tiene en cartera también se espera la elevación al rango de secretaría de Estado de la Autoridad de la Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR), que está en manos de la ex interventora del SOMU Gladys González. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Con el cambio de rango de la ACUMAR, el área no deja de estar en bajo la órbita del ministro de Medio Ambiente Sergio Bergman, pero comienza un paulatino alejamiento de esa cartera para pasar a depender del jefe de Gabinete Marcos Peña. En rigor, el decreto que estaría a la firma para que la ACUMAR sea una secretaría forma parte de una estrategia de cambios en el área de medioambiente que podría derivar en la remoción del rabino Sergio Bergman, que hasta diciembre también tenía funciones como presidente del área creada por la Corte Suprema de Justicia para limpiar el Riachuelo. Otro movimiento inminente dentro de la ACUMAR es la salida de la ex diputada porteña Graciela Seijo de la vicepresidencia ejecutiva del ente, y su posible "mudanza" a la cartera de Salud, bajo la órbita de Lemus. 

 

Si antes de fin de año la evaluación presidencial sobre el desempeño de Bergman era mala (entre otras cosas por el estancamiento de la gestión del ACUMAR), ahora empeoró, especialmente desde la respuesta que tuvo el rabino ante los incendios que azotaron el sur de la Provincia de Buenos Aires, La Pampa y Río Negro. Fuentes del Gobierno confiaron que la prioridad es mostrar un perfil activo en cada uno de los territorios golpeados por los incendios, y que luego de que pase la crisis se definirá el plan de acción de ese ministerio para este año electoral. 

 

Este lunes por la mañana Bergman estuvo en La Pampa, junto a sus pares de Agroindustria Ricardo Buryaile y de Interior, Rogelio Frigerio, su viceministro Sebastián García de Luca y el gobernador local Carlos Verna. En el caso del rabino, su presencia fue para coordinar la respuesta ante el fuego, mientras que Frigerio anunció el envio de fondos, mediante los "Aportes del Tesoro Nacional (ATN) a los municipios pampeanos afectados por el fuego, así como a aquellos de Río Negro y Buenos Aires que se encuentran en la misma situación", indicó la Rosada en un comunicado. 

 

Buryaile prometió "soluciones en los próximos días para los productores", mientras que el  director del Servicio Nacional de Manejo del Fuego Guillermo Barisone informó que ya se habían controlado los últimos focos ígneos. Lejos de las versiones sobre el malestar presidencial, Bergman informó que seguirán los "monitoreos en aquellas zonas con más riesgo de que se produzcan incendios forestales" y dijo que "están a disposición de las provincias los  equipos técnicos para aportar el conocimiento específico en materia de reforestación y recuperación de las áreas afectadas". De todos los presentes fue el único funcionario que no hizo anuncios. 

 

Además de Bergman, Lemus es otro de los miembros del Gabinete que no goza de la mejor evaluación presidencial. La partida del ex jefe de Gabinete de Lemus en la Ciudad, que cumplió una funcion similar en la órbita federal, ahora fue desdoblada en la secretaría de Promoción de la Salud y Prevención de Riesgo, a cargo de Adolfo Rubinstein y la secretaría de Operaciones y Estrategias de Prevención de la Salud, en manos de Eduardo Epstein. Este lunes por la tarde Lemus fue recibido por Macri para evaluar la gestión de ese ministerio. Casi a la misma hora de la cita, el Gobierno anunció la distribución en todo el país de "las vacunas contra el meningococo, que se incorpora este año al Calendario Nacional, y contra el virus del papiloma humano (VPH), cuya aplicación en 2017 se amplía a los varones de 11 años nacidos a partir del año 2006". La medida, informó la Presidencia, implicó una inversión de 32 millones de dólares para la primera vacuna y 436 milllones de pesos para la segunda.