Legislatura BA

La Cámpora mira de costado la “unidad peronista”

Hay enojo con Ottavis. Por el momento no van a fracturar el bloque, que en la Cámara baja bonaerense es la tercera minoría, ni se plegarán a los otros espacios peronistas.

Mientras crece un acercamiento entre distintos sectores del peronismo con miras a las elecciones legislativas del 2017, la agrupación kirchnerista se mantiene algo distante. Así lo reflejan los legisladores bonaerenses camporistas que transitan en la Cámara de Diputados provincial. “Para el cierre de listas y elecciones falta mucho. Legislativamente, por el momento no va a haber acercamientos”, le contó un integrante del bloque del FpV a Letra P

 

Esta semana, intendentes, legisladores nacionales y provinciales se reunieron en Ituzaingó. Allí hubo desde pejotistas ortodoxos, intendentes cristinistas y hasta integrantes “puros” de La Cámpora. Algunos presentes deslizaron que fue la foto de unidad más importante en lo que va del año. Sin embargo, otros asistentes le bajaron el precio. 

 

En lo práctico, La Cámpora no se plegará –al menos hasta fin de año- al armado que potencian los intendentes y algunos legisladores bonaerenses. “Hay una orientación de la presidenta a lograr un frente opositor. Eso se ve en algunos movimientos de los intendentes, como (Juan Patricio) Mussi”, le explica a este medio un integrante del bloque camporista en la Cámara baja provincial.

 

Durante los primeros meses del año la bancada del Frente para la Victoria en la legislatura bonaerense que tenía 36 integrantes quedó partida en tres: por un lado el cristinismo explícito con 17 legisladores; por el otro 13 diputados que actualmente ofician de regentes de los intendentes peronistas y un tercer bloque que reúne a los integrantes del Movimiento Evita junto a tres aliados más timoneados por el ex presidente de la cámara Horacio González, que suman seis bancas. Con algunos gestos y reuniones de por medio, se empezó a deslizar la posibilidad que tras el receso invernal las conversaciones y acercamientos entre los legisladores aparezcan. Pero desde el bloque del FpV desecharon esa opción. 

 

Igualmente en la bancada cristinista no hay una unidad plasmada y se trata de un bloque sin una conducción clara. El vendaval que dejó la fugaz presidencia de José Ottavis y su posterior exposición mediática generó malestar al interior del espacio que hoy por hoy tiene cuatro patas: lo que quedó del ottavismo, los diputados que responden al diputado nacional Andrés “Cuervo” Larroque y los que mantienen el contacto con Wado De Pedro. También están los llamados “territoriales”. 

 

En ese bloque, los diputados que todavía están enojados con Ottavis “tímidamente” quieren inclinarse hacia el sector de los intendentes (FpV-PJ) que actualmente en la Cámara de Diputados preside Walter Abarca. Pero desde esa bancada aseguran que “están muy lejos” de unirse. 

 

Por ello, la estrategia legislativa que empezó a trazar el kirchnerismo de acá a fin de año es correr al Frente Renovador de intermediario y negociar directamente con Cambiemos. Y, si es necesario, acompañar algunas iniciativas. Una muestra de esto fue el acompañamiento en el convenio con Nación por la devolución del 15% de recursos coparticipables para financiar Anses, en el que el kirchnerismo dio su aval. Políticamente confían que seguirán hablando, pero siempre en privado y lejos de las fotos que simulen una real unidad.

 

Las Más Leídas

También te puede interesar