X
Economistas de distintas tendencias analizaron para Letra P la perspectiva del PBI, la inflación, el consumo y la industria. ¿Habrá rebote en la economía? Hablan Spotorno, Furiase, Bocco y Pignanelli.
Por 09/06/2016 13:13

Hace unos días, la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, reformuló el planteo de una mejora de la economía en el segundo semestre. Lo hizo con la metáfora de la luz al final del túnel, algo que se observa a lo lejos pero que no tiene fecha de alcance. Para técnicos y economistas, la perspectiva es bastante similar. Y hasta algunos se animan a decir que resta más de un año para que ocurran cambios que sean visibles.

“Hoy se empiezan a ver algunos datos positivos, brotes verdes”, simplificó Fausto Spotorno, economista jefe de la consultora Orlando Ferreres. Para el especialista, “lo que se denominó ajuste fue, en realidad, un puñado de medidas graduales que, como el atraso que había era tan grande, se parecieron más a un shock. Así y todo, hay algunas señales graduales de mejora, pero la masa crítica se va a sentir realmente en 2017”.

El sector agro, uno de los que tuvo mayores estímulos, junto con agroquímicos, y construcción son para el estudio Ferreres los que primero crecerán. “Pero eso no se clarifica en cosas concretas, por eso es más probable que las señales lleguen el año próximo”, detalló Spotorno, y se explayó sobre el consumo. “Ahí me parece que va a impactar el aumento a jubilados, desde junio, que va a redundar en $60.000 millones volcados a la economía –detalló-, y creo que el consumo a mitad de este año va a rebotar pero hacia números menos negativos. Para el consumo en positivo falta”.

O&F midió en mayo una inflación del 2,7%, y pronostican un 2% para junio. Sin embargo, Spotorno agrega que “hay un grupo al que es difícil de llegar en el mientras tanto. Ese tramo que no cobra planes sociales pero tampoco tiene empleo registrado. Una clase media obrera que está sufriendo y que hoy es el dato más enigmático respecto al futuro”.

Arnaldo Bocco, ex director del Banco Central, tiene una visión opuesta. “Estamos en un nivel de producción muy bajo, con una economía en proceso de apertura. Va a empeorar la economía, con conflicto social, y no veo que el Gobierno esté mirando eso”, aseguró.

Quien trabajó en 2015 asesorando al candidato a presidente Daniel Scioli introdujo una variable relevante para justificar su teoría: los problemas de Brasil. “La crisis de ellos está lejos de haber tocado piso, y eso es un problema para Argentina”, advirtió. Respecto de los precios, afirmó que “la inflación no va a bajar de 25 al menos hasta la mitad de 2017”.

Según explica Federico Furiase, del Estudio Bein, “la inflación va a desacelerar con tipo de cambio estable y con posterioridad a la recomposición tarifaria”. El joven economista destacó que el efecto paritarias impactará en el consumo, pero “la película promedio del año mostrará una caída en el salario real y una baja importante del consumo privado, que tiene un peso del 65% en el PBI”.

Furiase ve en junio un punto de inflexión y no una meta. Y casi todos los economistas sondeados apuestan a un rebote en la previa a las elecciones legislativas de 2017. Nadie sin embargo puede predecir si el crecimiento está instalado allí intencionalmente para generar un respaldo económico a las aspiraciones políticas. “Para sostener la gobernabilidad, tenés que mostrar logros”, concluye Furiase.

Aldo Pignanelli, uno de los integrantes del equipo económico del líder del Frente Renovador, Sergio Massa, tiene un diagnóstico más lapidario. “Con mucha suerte el Gobierno va a llegar con la economía bien a 2017. Me parece que en agosto o septiembre de este año hay que pararse, ver de nuevo, y analizar cómo vamos a estar el año que viene”, detalló. Y agregó que “el consumo sigue caído, y no veo que antes de las legislativas haya un contexto muy diferente”.

Entre los misterios del segundo semestre, puesto en términos del propio gobierno, aparecen las inversiones –extranjeras y locales- en el marco de un mercado con baja actividad. Y una cuestión central que pocos destacan y que el ex ministro de Desarrollo nacional y referente del FR Daniel Arroyo suele reflejar en reuniones con empresarios, políticos y que hace poco compartió en un seminario en el exterior. Los efectos de las correcciones tarifarias, la inflación alta y otros ajustes en los sectores desprotegidos. Esos que ya venían perdiendo con el alza de precios del kirchnerismo y que hoy han perdido aún más terreno en sus expectativas.

 

@leandrorenou