DEFINICIÓN ABIERTA

Pichetto convocó a una reunión de bloque especial por los jueces de la Corte

Será el martes por la tarde. El presidente de la bancada quiere saber si están los votos para aprobar los pliegos de Rosatti y Rosenkrantz en la sesión del 15. Por ahora no hay consenso.

El bloque de senadores del PJ-Frente para la Victoria empezará a definir el martes por la tarde cuál será su postura en la sesión convocada para el miércoles 15, en la que el oficialismo buscará aprobar los pliegos de los candidatos para la Corte Suprema, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz. “Los números por ahora no dan”, asegura un senador del grupo que responde a los gobernadores.

 

La reunión fue convocada por el presidente de la bancada, Miguel Ángel Pichetto, quien “quiere hacer un poroteo”, es decir, contar cuántos senadores del peronismo estarían dispuestos a votar a favor de la incorporación de los candidatos a la Corte, que se debatirá dentro de diez días en el recinto.

 

A tres meses de que la comisión de Acuerdos del Senado diera dictamen favorable a los pliegos de los candidatos enviados por el Poder Ejecutivo, la presidenta Gabriela Michetti firmó la semana pasada la resolución al pedido de sesión especial que hizo el interbloque Cambiemos para tratar los pliegos. El llamado al debate, por parte del oficialismo, dio a entender que el apoyo del bloque peronista para la votación de los candidatos estaba asegurado.

 

Sin embargo, fuentes de la bancada que conduce Pichetto explicaron que el pedido de sesión obedece a la decisión del oficialismo de “liquidar” el tema. “Quieren apurar la definción”, dice un operador del peronismo en el Senado. “No está nada fácil, no hay nada asegurado. Por eso nos reunimos una semana antes para discutir; no es usual que lo hagamos con tanta antelación”, agrega una senadora del sector más ligado al PJ.

 

El oficialismo necesita de los dos tercios de los miembros presentes en la sesión para aprobar el nombramiento de los jueces. Si no hubiera ausencias, serían 48 votos. Pero el interbloque Cambiemos cuenta apenas con 14 senadores, mientras que el bloque del PJ-FPV tiene 42, entre propios y aliados. Para alcanzar la mayoría que establece la Constitución, el oficialismo necesita al menos a la mitad de la bancada peronista, algo que por el momento no está asegurado, pese a que el Gobierno confiaba en que la discusión se destrabaría luego de que se sellara el acuerdo con los gobernadores para la devolución de los fondos de coparticipación. 

 

Cambiemos tampoco cuenta con el apoyo absoluto de los demás bloques. La rionegrina Magdalena Odarda, de la Coalición Cívica, reclama por la equivalencia de género en el Máximo Tribunal, por lo que está decidida a acompañar con su voto a uno solo de los candidatos. El mismo reclamo tienen varias senadoras del peronismo, como María Laura Leguizamón y Liliana Fellner, firmantes de un proyecto para que el Poder Ejecutivo, al proponer designaciones para la Corte, “tenga en cuenta la composición equitativa en relación con las mujeres”.

 

Mientras tanto, Adolfo Rodríguez Saá presiona por el debate de su proyecto que propone la ampliación de la Corte, adonde quiere promover a su ladera Liliana Negre de Alonso. El puntano cuenta con el guiño del peronismo para avanzar con el tratamiento de la iniciativa en la comisión de Asuntos Constitucionales. Por su parte, Pino Solanas y Jaime Linares, que no responden a ningún gobernador y vienen “muy molestos” con el oficialismo – entre otras cosas, por el veto de la ley antidespidos – también adelantaron que votarán por uno solo de los candidatos. En ese escenario, Rosatti correría con ventaja, aunque el oficialismo amenaza con dejarlo caer, si la oposición se niega a votar a Rosenkrantz.

 

“Así como estamos, no se llega. El escenario está abierto. Va a pesar mucho lo que digan los gobernadores y también el partido”, dice un hombre que recorre los pasillos del Senado, que adelanta que algunos legisladores presionan para que haya “un pronunciamiento oficial del Consejo Nacional del PJ” sobre el tema. Por el momento, esa posibilidad es muy remota: en la reunión presidida por José Luis Gioja que mantuvieron los miembros del Consejo el martes de 31 en la sede nacional del partido – de la que participó Pichetto- no se mencionó el debate sobre los jueces. “No fue tema de conversación y en principio no está previsto que el partido se pronuncie sobre el tema”, aseguraron fuentes del PJ. 

 

En el sector que responde a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el debate parece estar sellado. En la reunión que mantuvieron los senadores con la ex mandataria en el Instituto Patria durante su visita a Buenos Aires, en el mes de abril, Cristina manifestó su rechazo a los candidatos propuestos por el Ejecutivo. “Planteó que los dos tienen un pecado de origen, al haber aceptado ser miembros de la Corte por DNU y violando la Constitución”, explicó tras el encuentro la senadora camporista Anabel Fernández Sagasti. El “pecado de origen” de los candidatos que aceptaron ser nombrados “en comisión” será el argumento principal de los senadores cristinistas para expresar su rechazo. Resta saber cuál será la posición del resto del bloque, que comenzará a definirse el martes.

 

 

Las Más Leídas

También te puede interesar