Letra P en Chile

Macri dijo que acordó con Brasil la integración del Mercosur con la Alianza del Pacífico

Ante empresarios, reafirmó su voluntad de que el Mercosur converja con el bloque pro mercado. Repitió sus eslóganes de campaña y aseguró que intenta “una transición ordenada” de la economía.

ENVIADO ESPECIAL.- El presidente Mauricio Macri reafirmó este jueves en Chile su voluntad de que Argentina, en el marco del Mercosur, se integre en breve a la Alianza del Pacífico, decisión que dijo tener consensuada con Brasil, y dijo que ve al Mercado Común del Sur como "un poco congelado en los últimos años".

 

El mandatario argentino participa de la IX Cumbre de la coalición de países latinoamericanos que integran Chile, Perú, Colombia y México, a la que Argentina se ha sumado como miembro observador.

 

Macri arribó poco después del mediodía (hora chilena) al Teatro del Lago en Frutillar, pequeña localidad del sur trasandino donde se desarrolla una cumbre empresarial paralela al encuentro político de la Alianza. De la reunión también participan el presidente electo del Perú, Pedro Pablo Kuczynski, y el presidente de Costa Rica (el único mandatario junto con Macri de un país observador), Luis Guillermo Solís, además de los jefes de Estado y ministros de los países miembros.

 

En un breve diálogo con la prensa al arribar al Teatro, Macri, que llegó acompañado del embajador José Octavio Bordón, reafirmó que "hay vocación de converger" con la Alianza del Pacífico. "Tenemos que dinamizar el Mercosur, que viene un poco congelado hace mucho tiempo, y esperar que Brasil reencauce su situación", dijo. Y en ese sentido reconoció que acordó con las nuevas autoridades brasileras "ser cada vez más activos para ver de qué manera podemos ir sumando para esta convergencia".

 

 

Posteriormente, Macri dio un discurso de 11 minutos frente a los empresarios que participan de la Cumbre, quienes premiaron con cálidos aplausos sus palabras, que se iniciaron con una broma acerca de que se había omitido su condición de "gran bailarín" en el currículum que leyó el locutor del evento al presentarlo.

 

El Presidente destacó la necesidad de trabajar en conjunto en la región y, respecto a la Argentina, destacó su potencial para el concepto de seguridad alimentaria. En esa línea, afirmó que el país debe desarrollar infraestructura para potenciar las exportaciones agroganaderas y convocó a los empresarios a participar en esa tarea. También destacó la promoción de energías renovables y el margen de crecimiento que tiene Argentina en ese rubro.

 

"Tenemos claro que tendremos futuro aquellos que seamos capaces de construir redes y no paredes", dijo Macri, en una reinterpretación de la clásica frase del Papa Francisco sobre construir puentes y no muros. "Hay que potenciar el intercambio y apoyar la integración", dijo también el Presidente, que, como el electo mandatario peruano y a diferencia del costaricense, no leyó su discurso.

 

"Frente a todo lo que está sucediendo en el mundo, la región se presenta como un lugar maravilloso", resaltó, y explicó: "Estar lejos es una ventaja enorme; hoy se presenta como una región sin conflictos bélicos, sin problemas religiosos, con maravillosas y abundantes materias primas no desarrolladas y con un valioso recurso humano, que es nuestra gente".

 

"En este camino tenemos que profundizar la integración", afirmó Macri.

 

También insistió en la necesidad de "relanzar el Mercosur, un Mercosur del siglo XXI que tenga una visión de convergencia con la Alianza del Pacífico".

 

"Tenemos mucho por mejorar en logística”, explicó el Presidente, que dijo haber conversado con su par trasandina, Michele Bachelet, "que, ante los nuevos descubrimientos de energía no convencional, tenemos que pensar en una matriz energética única para Argentina y Chile”. También expresó su expectativa de “integrar a Bolivia, Brasil, Uruguay y Paraguay".

 

"Tenemos que trabajar público y privado en conjunto", señaló Macri en otro tramo de su exposición. "Esto acelera, facilita y permite compartir el conocimiento en la región". "Queremos que Argentina camine hacia el objetivo de pobreza cero  y eso significa un enorme desafío en educación, incluyendo la innovación, el emprendedurismo, para que nuestros jóvenes puedan ser parte de la generación de trabajo en la sociedad del conocimiento".

 

Además de pobreza cero, Macri también apeló a otra de sus promesas de campaña: "Unir a los argentinos", y, en ese sentido, apeló a un dicho campero sobre que "si se quiere ir rápido hay que ir solos y si se quiere ir lejos hay que ir unidos". "Unidos en la ley, en el respeto, el No a la impunidad, con reglas de juego claras que premien el esfuerzo de la gente. Esfuerzo que te lleva a lo más importante del mundo, que es ser feliz", abundó.

 

Y no dejó de lado "el combate frontal al narcotráfico" (otro de sus eslóganes de campaña en 2015). "Ahí tenemos que trabajar en red con toda la tecnología disponible porque esto pone en peligro los valores que destaqué recién", dijo.

 

El Presidente volvió a apelar a la herencia recibida y señaló que "Argentina hacía cinco años que no crecía, con alta inflación y problemas de infraestructura severos". "Arrancamos haciendo cosas que no son fáciles”, reconoció Macri, y mencionó "el sinceramiento de variables de la economía”. “Tuvimos que hacer enormes aumentos de las tarifas, aunque preocupados muchísimo por la inclusión social", matizó.

 

Macri destacó el lanzamiento de un "enorme plan de infraestructura, al cual estamos convocando a todas las empresas del mundo porque con las de Argentina no va a ser suficiente". 

 

"La oportunidad de la Argentina y la región es ser un jugador importante  en el desafío del mundo en términos de seguridad alimentaria y Argentina puede duplicar o triplicar su producción de alimentos en los próximos años, pero para eso se requieren más puertos, mas caminos, más energía e infraestructura en general".

 

Por último, destacó el potencial argentino en energías renovables y dijo que "cuidando los empleos existentes" tenemos que explorar qué significa la integración después de muchos años de una economía cerrada. "Tenemos que ir a una transición ordenada hacia la integración Mercosur- Alianza del Pacífico. Todos hemos entendido que a mayor institucionalidad, con reglas claras, vamos a tener más inversiones; eso va a traer más empleos  y eso nos va a llevar a cumplir nuestro compromiso de dar igualdad de oportunidades y reducir la pobreza", completó. 

 

Las Más Leídas

También te puede interesar