X
Por orden del juez federal Sebastián Casanello, que lo investiga por presunto lavado de activos, el empresario K fue aprehendido en el aeropuerto de San Fernando. También apresaron a Pérez Gadín.
Redacción 05/04/2016 17:58

En medio de la conmoción por la difusión de los Panamá papers, que dieron cuenta de la participación del presidente Mauricio Macri en dos sociedades offshore radicadas en paraísos fiscales, el juez federal Sebastián Casanello le dio una buena noticia al Gobierno: detuvo este martes, en el aeropuerto de San Fernando, al empresario kirchnerista Lázaro Báez, investigado por presuntas maniobras de lavado de activos.

Tambien fue apresado, según confirmó el Centro de Información Judicial (el sitio de noticias de la Corte) el contador Daniel Pérez Gadín, el contador del dueño de Austral Construcciones.

La aprehensión de Báez, que se encadenan con la del ex secretario de Transporte Ricardo Jaime, se produjo minutos antes de las 18 en el marco de un imponente operativo del que participaron efectivos de distintas fuerzas federales de seguridad, fundamentalmente de las policías Federal y de Seguridad Aeroportuaria.

El empresario patagonico viajó a Buenos Aires para declarar el jueves ante Casanello en la causa por presunto lavado de dinero a raíz de la difusión de videos que mostraban a su hijo, Martín Báez, y otros imputados contando millones de dólares y euros en la financiera ex SGI. El juez ya lo indagó por la compra de un campo en Mendoza aunque no resolvió si lo va a procesar.

La detención de Báez, que no alcanzó a su hijo Martín, quien llegó con su padre en el avión privado de la familia, se produjo, aparentemente, porque el juez Casanello consideraría que existe riesgo de fuga.

La primera cita en los tribunales, sin embargo, será este miércoles: el juez federal Sergio Torres lo citó a declarar, esta vez como testigo, en una causa donde investiga al ex director ejecutivo de la AFIP Ricardo Echegaray, por presunto enriquecimiento ilícito.

La detención de Báez se produce un día después de la de Jaime, ocurrida, a su vez, 24 horas después de la difusión de las dos sociedades offshore que tuvieron al presidente Macri como director.