REUNIÓN EN GOBIERNO

La Iglesia presionó por Milagro Sala y Marcos Peña recibió a la Tupac

El presidente de la Pastoral Social, monseñor Lozano, estuvo en Casa Rosada con el jefe de Gabinete, Emilio Pérsico y un representante de la organización de la dirigente detenida.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, recibieron este jueves en la Casa Rosada al presidente de la Pastoral Social, monseñor Jorge Lozano, para hablar sobre la situación de los movimientos sociales. La reunión había sido solicitada por el obispo de Gualeguaychú, quien concurrió acompañado por el líder del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, y el dirigente de la organización Tupac Amaru, Alejandro Garfagnini.

 

“Es muy importante destacar el rol de los movimientos sociales en la Argentina y lo más importante de todo es que está abierto el canal de diálogo”, dijo Lozano, satisfecho, tras salir del encuentro. El obispo de Gualeguaychú se había reunido el martes con representantes de organizaciones sociales, ante quienes se comprometió a interceder para lograr que el Gobierno abriera el diálogo por la situación de Milagro Sala, detenida en la provincia de Jujuy.

 

En los últimos días, los obispos de esa provincia pidieron una audiencia con Gerardo Morales para conversar sobre la detención de la líder de la Tupac Amaru pero el gobernador se negó a recibirlos. Tras ese episodio, luego de recibir a representantes de diferentes organizaciones, la Pastoral Social de la Conferencia Episcopal pidió una reunión con el Gobierno nacional, que se concretó este jueves. Del encuentro también participó el secretario de Culto, Santiago De Estrada.

 

La Conferencia Episcopal dejó en claro que Lozano no pidió por la libertad de Sala, sino que intentó propiciar un canal de diálogo entre el Gobierno y los movimientos. “El objetivo de este encuentro fue generar un espacio de diálogo a solicitud de las organizaciones, con el fin de plantear sus preocupaciones y perspectivas sobre cuestiones referidas a la actual situación de los movimientos sociales”, dijo la Iglesia en un comunicado.

 

“El diálogo fue muy honesto y franco, pudimos interiorizarnos de las dos miradas. Fueron muy permeables para que trabajemos juntos. Le agradecemos mucho a la Pastoral Social y a la Comisión Nacional Justicia y Paz la gestión para que el encuentro pudiera concretarse”, celebró Garfagnini, de la Tupac Amaru.

 

Por el lado del Gobierno, el ministro Frigerio aseguró que valora “mucho el rol de las cooperativas en la construcción de viviendas, porque generan trabajo y realizan las viviendas a un muy buen costo” mientras que el jefe de Gabinete aseguró que “el desafío de trabajar sin prejuicios es mutuo”. Volvió a insistir en que la Rosada respeta "la independencia de poderes", en relación a la detención de la líder de la Tupac. 

 

Las Más Leídas

También te puede interesar