La sucesión

Diputados BA: puja de tres en el massismo por la vicepresidencia de la Cámara

Es otra de las trabas al Presupuesto. El FR aún no cerró quién ocupará el lugar de Mosca cuando haya recambio de autoridades. El peronismo sigue peleando por ese lugar y Cambiemos combate la ansiedad.

El diputado nacional y líder del Frente Renovador les pidió a sus legisladores una terna para elegir al vicepresidente de la cámara de Diputados bonaerense. Ya están los nombres pero todavía no está acordado finalmente quien se hará cargo de la doble firma. Valeria Arata, Rubén Eslaiman y Ramiro Gutiérrez están en la carrera. Esta noche habrá una cena de fin de año en la que se podrá avanzar. Mientras tanto, con la presión del peronismo por ese lugar y para no quedar afuera del esquema de autoridades el massismo se niega a abandonar la conducción de la Cámara que hoy ostenta Jorge Sarghini.

 

“El acuerdo se tiene que respetar”, le dice un diputado provincial del Frente Renovador a Letra P. Habla del pacto que a fin del año pasado y ni bien ganó las elecciones, la gobernadora María Eugenia Vidal trazó con el diputado nacional Sergio Massa. Ese contrato –con fecha de vencimiento- estableció que el Frente Renovador presida la Cámara de Diputados bonaerense durante todo el 2016 y que en el próximo ciclo legislativo sea conducido por Cambiemos para que el FR pase a la Vicepresidencia. Pero todo está trabado. 

 

Como se informó, el peronismo intenta conseguir la Vicepresidencia a cambio del Presupuesto provincial y romper así el esquema de Cambiemos: ese lugar iba a ser para el Frente Renovador. No será Sarghini quien deje la presidencia para ser el vicepresidente. Al ex ministro de economía bonaerense, Massa le tendría un lugar asignado y es la conducción del bloque que actualmente cuenta con 20 legisladores. 

 

Hay tres nombres que son los del diputado Rubén Eslaiman –que reúne varias voluntades dentro del bloque-, Ramiro Gutiérrez –uno de los favoritos de Massa a la hora de hablar de temas de justicia penal- y Valeria Arata –que se trabajó junto a Malena Galmarini cuando el FR militó la ley de paridad de género-. Ésta es la preferida de la esposa de Massa.

 

Por el momento no hay definiciones. Esta noche habrá una cena de fin de año del Frente Renovador en el hotel Sheraton de Pilar. El encuentro servirá para despedir el 2016 con los propios, pero varios legisladores intentarán cerrar el esquema de autoridades con el propio Massa, y el tigrense no pierde la oportunidad para negociar política cada vez que puede. 

 

Si bien habría un consenso en que Gutiérrez sea el próximo vicepresidente de la cámara –todo si efectivamente se respeta el acuerdo entre Vidal y Massa- los otros postulantes no declinan esa chance. 
Ante el avance e intención peronista de tener la vicepresidencia de la Cámara, Cambiemos ensayó un trámite el martes último. Fue cuando le pidieron la renuncia a Sarghini para que el vidalista Manuel Mosca asuma como presidente. La sesión nunca se llevó adelante pero igualmente el titular de Diputados se negó a ese pedido. Sucede que para llevar adelante el enroque todas las vicepresidencias tienen que renunciar. 

 

La ecuación de escalonamiento es sencilla: si el presidente –Sarghini- renuncia, el actual vicepresidente –Mosca- llega a la conducción. La vicepresidencia que deja acéfala el vidalista sería ocupada por el randazzista y actual vicepresidente primero Marcelo Feliú y así el massismo se quedaría sin nada. O al menos sin la “doble firma” de Diputados, 

 

Mientras tanto en las filas del tigrense reconocen que “el acuerdo se tiene que respetar”. Un diputado massista que forma parte de las negociaciones le dijo a este medio que “a Vidal le sacamos todas las leyes que pidió y le fuimos a buscar los votos, ahora que se ocupen ellos pero que respeten lo acordado”. 

 

También te puede interesar