La polémica por el endeudamiento

El peronismo le baja el nivel de optimismo a Vidal: se estanca el Presupuesto 2017

Se discutirá en sesiones extraordinarias. El plan oficialista, que pretendía aprobarlo antes de fin de mes, chocó con la unidad de los bloques justicialistas.

Los planes de Cambiemos se derrumbaron ante la demostración de unidad que logró sostener el peronismo y así este jueves el senado no tratará el Presupuesto bonaerense tal como lo habían planeado. Por segundo día consecutivo se pospuso la reunión de la comisión en la Cámara alta que debía sacar un despacho. Y desde el optimismo que días atrás mostró Cambiemos ahora, el oficialismo empezó a fustigar a un sector de los intendentes peronistas que piden bajar considerablemente el nivel de deuda que contiene la ley de leyes.

 

El presidente de la comisión de Presupuesto en Diputados, Marcelo Daletto, había remarcado el martes último que estaban trabajando “para que la Provincia tenga su Presupuesto el 30 de noviembre”. Además, el legislador aseguró que “pudimos trabajar con el Frente Renovador y venimos hablando con el FPV, fuerza con la que entendemos que esta semana vamos a terminar de lograr un acuerdo para el 30 de noviembre, último día de sesiones ordinarias, votar la Ley de Leyes para la Provincia”. Pero ello no ocurrirá. 

 

En el Senado ahora la primera fecha estimativa que manejan es el primero de diciembre, ya dentro del período extraordinario. Pese a los esfuerzos aún no pudieron quebrar a los cuatro bloques que tiene el peronismo, si se cuenta el monobloque de Fernanda Campo, una legisladora que responde al intendente de Ituzaingó, Alberto Descalzo pero que está ocupando la suplencia de Mario Ishii. El oficialismo descontaba quebrar a la bancada en la que tienen injerencia los intendentes del Grupo Esmeralda, pero hasta el momento no lo consiguió. El mismo escenario imaginaba en Diputados. 

 

Ya con la novedad de que el Presupuesto no se tratará este jueves, el propio Daletto cargó contra el intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk (Grupo Fénix). “Que Sujarchuk diga cuáles son las obras que hay que bajar por 17 mil millones de pesos”, fustigó y detalló que "el FpV pide un menor nivel de endeudamiento pero no podemos tener el mismo nivel de gastos con los mismos ingresos y tomar menos deuda para cubrir esa diferencia”.

 

Es que en la reunión que mantuvieron los intendentes peronistas el martes último en Tres de Febrero, los jefes comunales –en todas sus multiplicidades- coincidieron en la necesidad de bajar el pedido de deuda actual que se estima en un total de 93 millones de pesos. En las últimas horas el oficialismo bosquejaba bajar esa deuda a 74 mil millones. Sin embargo para los intendentes y legisladores sigue siendo elevada y remarcan que con 60 mil millones las partes estarían más cerca. 

 

Un diputado del Frente para la Victoria le aseguró a este medio que “con suerte se votará el 7 de diciembre”. Así, se empieza a replicar el escenario que se dio para el ejercicio 2016, en donde el Presupuesto terminó aprobándose el 14 de enero de este año; con la diferencia de que por el momento el peronismo sigue unido. 

 

recambio de gabinete: el semaforo de milei
Nicolás Posse no llegó a los seis meses en el cargo.

También te puede interesar