X
El proyecto de Abal Medina, Luna y Linares propone elevar un 15% la AUH y crear un salario social complementario. Tendría un costo fiscal de 1000 millones de pesos. El Presidente podría vetarlo.
Redacción 16/11/2016 22:00

El Senado aprobó este miércoles la ley que declara la Emergencia Social, impulsada por Juan Manuel Abal Medina, Teresita Luna y el senador por el GEN, Jaime Linares junto a las organizaciones sociales. El proyecto, que propone elevar un 15 por ciento de la Asignación Universal por Hijo y la Asignación por Embarazo, fortalecer la economía popular, crear un salario social complementario y apunta a generar un millón de puestos de trabajo, tuvo el apoyo de todo el arco opositor  y ya preocupa al Gobierno, que amenaza con el veto presidencial.

“El proyecto expresa el reclamo de organizaciones sociales de los más diversos sectores e ideologías políticas que, en conjunto, vinieron al Senado a plantear una necesidad que es urgente para este sector social”, explicó Abal Medina, presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda y miembro informante de proyecto.

El senador explicó, además, que el Senado está trabajando de manera conjunta con algunos diputados sobre las posibilidades de financiamiento de esta ley, el tema que más inquieta al Gobierno ya que, de aprobarse, tendría un costo fiscal de 1000 millones de pesos en diciembre y unos 11 mil en 2017. “Estamos trabajando la creación de un gravamen que recaiga sobre la explotación de tragamonedas y juegos de paño equivalente a un 20% de la rentabilidad bruta generada por dichos rubros, durante el año calendario 2017", dijo Abal Medina.

El proyecto fue aprobado con 45 votos a favor del peronismo y la centroizquierda y 13 en contra del Interbloque Cambiemos. “Es central estar a la altura de la historia empezando a dar esta discusión y trayéndola al Senado. Aquellos que realizan un trabajo deben ser considerados trabajadores y el camino que estamos haciendo hoy, con la media sanción de esta ley, es avanzar hacia ese lugar de una sociedad más justa, más igualitaria y más integrada”, aseguró el senador del PJ. 

El proyecto pasará ahora a la Cámara de Diputados, donde el oficialismo tiene más  poder para dilatar su tratamiento, ya que maneja la comisión de Presupuesto, donde debería ser girado. Perro en el Gobierno temen que la oposición logre imponer el debate y que la sanción de la ley termine en un veto presidencial, como pasó con la ley antidespidos. "Tiene un costo fiscal enorme, no podemos dejar que se apruebe. Y vetarla va a tener un costo político muy alto", afirmó una fuente de Cambiemos en la Cámara baja.

Senado: la oposición aprobó la Emergencia Social y preocupa al Gobierno

El proyecto de Abal Medina, Luna y Linares propone elevar un 15% la AUH y crear un salario social complementario. Tendría un costo fiscal de 1000 millones de pesos. El Presidente podría vetarlo.

El Senado aprobó este miércoles la ley que declara la Emergencia Social, impulsada por Juan Manuel Abal Medina, Teresita Luna y el senador por el GEN, Jaime Linares junto a las organizaciones sociales. El proyecto, que propone elevar un 15 por ciento de la Asignación Universal por Hijo y la Asignación por Embarazo, fortalecer la economía popular, crear un salario social complementario y apunta a generar un millón de puestos de trabajo, tuvo el apoyo de todo el arco opositor  y ya preocupa al Gobierno, que amenaza con el veto presidencial.

“El proyecto expresa el reclamo de organizaciones sociales de los más diversos sectores e ideologías políticas que, en conjunto, vinieron al Senado a plantear una necesidad que es urgente para este sector social”, explicó Abal Medina, presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda y miembro informante de proyecto.

El senador explicó, además, que el Senado está trabajando de manera conjunta con algunos diputados sobre las posibilidades de financiamiento de esta ley, el tema que más inquieta al Gobierno ya que, de aprobarse, tendría un costo fiscal de 1000 millones de pesos en diciembre y unos 11 mil en 2017. “Estamos trabajando la creación de un gravamen que recaiga sobre la explotación de tragamonedas y juegos de paño equivalente a un 20% de la rentabilidad bruta generada por dichos rubros, durante el año calendario 2017", dijo Abal Medina.

El proyecto fue aprobado con 45 votos a favor del peronismo y la centroizquierda y 13 en contra del Interbloque Cambiemos. “Es central estar a la altura de la historia empezando a dar esta discusión y trayéndola al Senado. Aquellos que realizan un trabajo deben ser considerados trabajadores y el camino que estamos haciendo hoy, con la media sanción de esta ley, es avanzar hacia ese lugar de una sociedad más justa, más igualitaria y más integrada”, aseguró el senador del PJ. 

El proyecto pasará ahora a la Cámara de Diputados, donde el oficialismo tiene más  poder para dilatar su tratamiento, ya que maneja la comisión de Presupuesto, donde debería ser girado. Perro en el Gobierno temen que la oposición logre imponer el debate y que la sanción de la ley termine en un veto presidencial, como pasó con la ley antidespidos. "Tiene un costo fiscal enorme, no podemos dejar que se apruebe. Y vetarla va a tener un costo político muy alto", afirmó una fuente de Cambiemos en la Cámara baja.