Panorama Electoral

Vidal, la garantía para que Cambiemos sobreviva en la Legislatura bonaerense

Si la candidata es electa gobernadora, el frente se convertirá en un interbloque. Si pierde, el radicalismo y el PRO se dirán adiós.

“Si somos oficialismo, habrá interbloque. Si la gobernadora es Vidal habrá un interbloque que acuerde políticas legislativas de gobierno”, le aseguró a Letra P el senador provincial por el radicalismo, Carlos Fernández, al ser consultado sobre cómo será la vida tanto en la Cámara de Diptuados como en el Senado bonaerense a partir del 10 de diciembre. 

 

La buena elección de la candidata a gobernadora bonaerense por Cambiemos, María Eugenia Vidal esperanza no sólo al PRO sino también a la Unión Cívica Radical (UCR). Es que además de recuperar gobiernos municipales, el partido centenario desembarcaría en la legislatura con nombres propios siempre y cuando los votos los acompañen.

 

Sucede que el PRO cerró todas las cabezas de listas seccionales y dejó a los nombres del radicalismo en una posición relegada en la boleta. Por eso, si Vidal gana se aseguraría -de mínima- el corte de 3 legisladores para Cambiemos en cada sección electoral. 

 

Si la número 2 del Ejecutivo porteño gana en tierra provincial, el presidente del Senado boanerese será el radical Daniel Salvador, y allí Cambiemos trabajaría siendo oficialismo. Deberá consesuar con el peronismo en lo que se espera sea una tarea engorrosa para los macristas y radicales. Pero si el Jefe de Gabinente nacional, Aníbal Fernández, efectivamente se convierte en el próximo gobernador, el dirigente K tendrá que negociar con todos los bloques de manera separada para sacar leyes.

 

La estrategia adoptada por el radicalismo no es nueva. En el marco de las elecciones legislativas del 2013, cuando la UCR se alió con el Frente Amplio Progresista (FAP) ambos espacios le dieron impulso a un interbloque que siempre votó igual. Pese a que actualmente ambos espacios desarticularon aquella estrategia las votaciones siguen siendo en sintonía. 

 

En el 2011 cuando el radicalismo se alió electoralmente al saliente diputado nacional y ex precandidato a la gobernación provincial por el Frente Renovador, Francisco De Narváez; en la legislatura bonaerense aquella alianza se hizo añicos semanas después de las elecciones y cada cual formó su bloque. 

 

Como detalló Letra P, el panorama electoral alienta a Vidal y a todos los que vienen detrás de ella para ocupar sillas en la Legislatura provincial a partir del 10 de diciembre. Por eso ahora, empiezan a definir qué estrategia a tomar para marcar política y discursivamente la agenda al futuro mandatario o mandataria. 

 

Las Más Leídas

También te puede interesar