X

Con el aval del triunfo, el funcionario porteño bajó a Lanús y a Avellaneda para apuntalar a los candidatos a intendentes del PRO.

Redacción 22/07/2015 8:36

El jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, tiene lo que el resto de los candidatos que el PRO sacó a la cancha en 2015 no poseen: un triunfo bajo el brazo que le permite moverse por las aguas de la campaña política.

La victoria ajustada en el ballotage alcanzó para que Larreta se asegurara reemplazar a Mauricio Macri en la Jefatura de Gobierno, pero también para llenar los baches que el líder del PRO deja debido a su apurado trabajo a nivel nacional para llegar bien parado de cara a las primarias del 9 de agosto.

Apurado porque debió destinar las últimas dos semanas para sumarse a las actividades proselitistas del ganador de la segunda vuelta electoral y ahora debe recuperar el tiempo perdido para recorrer las distintas regiones del país. No dejará de participar de las recorridas con su candidata a Gobernadora, María Eugenia Vidal, ni con los candidatos municipales, pero habilitará espacios de campaña para su único candidato ganador.

Rodríguez Larreta aprovechará ese pergamino y lo exhibirá durante los días siguientes para ponerse la campaña al hombro. Este martes recorrió Lanús para apuntalar la candidatura a intendente de Néstor Grindetti e hizo lo propio con Gladys González en Avellaneda.

Grindetti, ministro de Hacienda porteño, es un hombre de confianza de Macri y fue el primer dirigente PRO en desembarcar en el conurbano bonaerense, un territorio hostil para el partido amarillo en el que el funcionario viene trabajando desde hace diez años.

González es una de las funcionarias más cercanas y respetadas por Larreta, como prueba de apoyo a su candidatura, el jefe de Gabinete se apersonó en una recorrida por Avellaneda. El acompañamiento de Larreta es un gesto claro de la cúpula del PRO al apoyo de sus candidatos propios, a pesar de los intentos de los radicales de impugnar la lista de la postulante macrista.

En su paso por Lanús, Larreta firmó con Grindetti un acuerdo para construir un nuevo puente que conecte ese municipio con la Ciudad de Buenos Aires a la altura del barrio de Pompeya. “Vamos a trabajar en conjunto para que los lanusenses vivamos mejor. Este es el compromiso del Pro con un transporte público más rápido, cómodo y amigable con el medioambiente‎”, aseguró. Junto a Gladys González, el jefe de Gobierno electo presentó las propuestas políticas del PRO para la intendencia que limita con la Capital Federal.

Larreta buscó apuntalar a ambos dirigentes de la tercera sección electoral en un movimiento que hizo recordar a la ola de victorias bonaerenses que trajo el desempeño de la Alianza en territorio porteño allá por 1999 y a través de la figura de Fernando De La Rúacomo figura presidencial. En esa ocasión, el triunfo del radical en las urnas logró que la Alianza ganara seis intendencias (Avellaneda, Brandsen, Cañuelas, Lomas de Zamora, Magdalena y Quilmes)  de la tercera sección electoral de Buenos Aires.

Con ese halo triunfador y bajo la tutela de Macri, el actual jefe de Gabinete visitará la primera sección electoral para respaldar y acompañar las postulaciones de Nicolás Ducoté (Pilar), Lucas Delfino (Hurlingham) y Alex Campbell (San Fernando).

Según pudo saber Letra P, el propio Rodríguez Larreta sabía que luego del ballotage, y por decisión de Mauricio Macri, aumentaría su compromiso con la campaña del PRO en el conurbano pero que hasta no asegurar el triunfo su trabajo sería en los límites del distrito porteño."Hasta el domingo todo dentro de la General Paz, afuera nada", le confesó a sus colaboradores.