ELECCIONES 2015

Scioli: “No es momento de experimentar; hay que ir a votar a lo seguro"

El candidato del FpV encabezó un acto de campaña junto a Zannini. Se mantuvo cerca de los gobernadores del PJ. Berni, Bossio, Kicillof, Aníbal y Wado de Pedro, las figuras nacionales. Palos a Macri.

Continuidad con algunos cambios. Agenda productiva, federalismo, ciencia y, sobre todo, previsibilidad y confianza. Esos fueron los pilares del discurso con el que el candidato a presidente por el Frente para la Victoria, Daniel Scioli, pidió a unos 3500 empresarios y dirigentes el apoyo para el 25 de octubre. “No es momento de experimentar en las urnas. Hay que ir a votar a lo seguro, a lo confiable”, dijo el gobernador bonarense en el Encuentro del Círculo Celeste y Blanco, que se celebró el jueves por la noche en Costa Salguero.

 

En un acto con estética puramente sciolista, el candidato presidencial llamó a “profundizar lo que haya que profundizar, sostener lo que haya que sostener y cambiar lo que haya que cambiar”, en un discurso que duró más de media hora y terminó con la promesa de que su victoria llevará al desarrollo y a “una de las mejores etapas de la historia argentina”.  

 

Disfónico, Scioli subió al escenario poco antes de las 22 y fue el último orador del acto. El encargado de abrir los discursos había sido el vicegobernador bonaerense, Gabriel Mariotto, quien vaticinó una victoria de Scioli “en primera vuelta” en las elecciones del 25. Mariotto también aprovechó el momento para disculparse por lo que calificó como “algunas desatenciones” que tuvo con Scioli cuando desembarcó en Buenos Aires como su vice.

 

Después de Mariotto hablaron el ministro de Economía, Axel Kicillof; el presidente del Partido Justicialista y gobernador de Jujuy, Eduardo Fellner, que tuvieron intervenciones más que breves, y el candidato a vicepresidente, Carlos Zannini, de discurso extenso y uno de los más requeridos de la noche para las fotos. Como en el primer encuentro del denominado “Círculo Celeste y Blanco”, que tuvo lugar antes de las primarias, el secretario de Legal y Técnica destacó la “unidad y la diversidad” del Frente para la Victoria. Tras el discurso de Zannini, llegó el turno de Scioli. Los oradores fueron presentados por los conductores del evento, la actriz Victoria Onetto y el ex arquero de la Selección Sergio Goycochea.

 

El gobernador subió al escenario y habló de espaldas a una pantalla gigante, flanqueado por otras dos. En los extremos del salón, otros cuatro leds reproducían imagen y sonido. Scioli hizo hincapié en su programa de gobierno y afirmó que su proyecto “asegura gobernabilidad e institucionalidad”, en una frase respaldada por los gobernadores peronistas que lo acompañaron en el acto.

 

“Estoy preparado para gobernar Argentina, con una visión de integrarla cada vez más. Nunca me la creí. Sigo siendo el mismo de siempre, con más experiencia y más voluntad que nunca”, gritó Scioli desde el escenario. El gobernador bonaerense prometió construir “una Argentina moderna, innovadora y competitiva”, y les habló a los empresarios y a los sectores productivos. “Estamos ante una oportunidad histórica. Yo les garantizo rentabilidad. Los convoco a ir hacia adelante, no volvamos nunca más a lo anterior. No hay empresarios sin Estado ni desarrollo económico sin empresarios. No quiero que la Argentina nunca más sea un paraíso financiero o fiscal. Hagamos de la Argentina un paraíso productivo”, propuso.

 

Desde la mesa principal lo seguían con atención la primera dama bonaerense, Karina Rabolini; Zannini; Kicillof; el secretario general de la Presidencia, Eduardo “Wado” de Pedro; el jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez; el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, y su ex rival en la interna bonaerense, el jefe de Gabinete Aníbal Fernández; los gobernadores Martín Buzzi, Sergio Urribarri, Francisco “Paco” Pérez y Fellner; el vicegobernador Mariotto y los recién electos Juan Manzur y Rosana Bertone.    

 

Scioli también se refirió al tipo de cambio y aprovechó para pegarle a Mauricio Macri, a quien llamó “el nuevo jefe de la Alianza”. “El dólar lo va a administrar el Banco Central con un sistema de flotación competitiva. Nosotros no vamos a dejar, como propone el nuevo jefe de la Alianza, que mande el mercado y que la explotación de unos pocos erosione el salario”, dijo.

 

El candidato a presidente destinó un pasaje de su discurso a elogiar la política de ciencia implementada por el kirchnerismo y lamentó que dirigentes de otros espacios políticos no felicitaran “a la Presidenta por crear un ministerio de Ciencia y Tecnología”. Orgulloso, abajo del escenario escuchaba el ministro del área, Lino Barañao, uno de los miembros del gabinete nacional que acompañó el acto. Barañao, que suena en el sciolismo como candidato para seguir al frente de la cartera de Ciencia, en caso de que el gobernador gane las elecciones, confirmó a Letra P que aceptaría el ofrecimiento. “Si Daniel me lo pide, me quedo”, dijo. 

 

Otro destinatario del mensaje de Scioli fue el secretario de Seguridad, Sergio Berni, uno de los pocos que posó junto al gobernador en la alfombra naranja dispuesta en la recepción, antes del ingreso al pabellón 2, donde se realizó el evento. Durante su discurso, Scioli elogió la experiencia de Berni, lo calificó como “un hombre de acción” y adelantó que conversó con el secretario sobre la necesidad de generar una agencia federal contra el narcotráfico.  

 

Sobre el final, el gobernador aseguró que “no es momento de experimentar con las urnas y propuso: “A las tres ´D´ del pesimismo, Desánimo, Desligitimación de las elecciones y Devaluación, contestémosle con las tres ´T´ que nos marcó el Papa Francisco, la de la Tierra, el Techo y el Trabajo”. Y pidió una oportunidad para “llevar adelante una agenda de desarrollo nacional”.

 

El encuentro reunió a unos 3500 dirigentes y empresarios que pagaron entre 2500 y 10 mil pesos cada cubierto, como aporte de campaña. Entre los comensales estuvieron, en la mesa deportiva, Daniel “Chino” Tapa, Jorge “Acero” Cali, Carlos Salvador Bilardo y Marcos di Palma, entre otros. Por la farándula estuvieron los actores Arturo Bonín, Andrea del Boca, Daniel Aráoz, Jean Pierre Noher, Víctor Laplace y Alejandro Awada (hermano de la esposa de Macri, Juliana). El sciolismo se anotó con orgullo la presencia del cuñado de Macri. El ecléctico elenco de sciolistas también incluyó a Fernando Burlando, Johnny Allon, Guillermo Cherashny y Teté Coustarot.

 

En la mesa de líderes sociales se sentaron el del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, Luis D´Elía, Milagro Sala y el diputado nacional Gastón Harispe. Juntos se sentaron los gremialistas Antonio Caló y Omar Viviani. El jefe del bloque de senadores del Frente para la Victoria, Miguel Ángel Pichetto, compartió su mesa con Juan Manuel Abal Medina y el secretario de Comunicación Pública bonaerense, Juan Courel. Muy cerca se ubicaron el titular de la Afsca y candidato a vicegobernador bonaerense, Martín Sabbatella, y la ministra de Seguridad, Cecilia Rodríguez, junto con Fernando “Chino” Navarro.  

 

Entre los intendentes que fueron a dar apoyo estuvieron Martín Insaurralde, Julio Pereyra y Fernando Espinoza. Los funcionarios del sciolismo tuvieron asistencia perfecta. Allí estuvieron los ministros Silvina Batakis, Ricardo Casal, Nora de Lucía, el titular del Banco Provincia, Gustavo Marangoni y José "Pepe" Scioli. Muy cerca del círculo naranja estuvo el titular de la Anses, Diego Bossio, a quien todos señalan como número puesto para un futuro gabinete nacional. En un salón decorado con banderas argentinas y dominado por la gráfica de “la V de la victoria”, con un sutil toque naranja, mientras sonaba el tema de campaña de Ricardo Montaner, el probable reparto de los ministerios fue el tema estrella de las mesas.

 

Déjà vu del horror: el Gobierno tiene detenida en Ezeiza a una sobrina de desaparecidos
Javier Milei. 

Las Más Leídas

También te puede interesar