Ciudad BA

A los gritos, legisladores del PRO y del FpV se trenzaron por un repudio a Capitanich

Por Gonzalo Palese.- Aprobaron sobre tablas un proyecto de rechazo a las declaraciones del jefe de Gabinete hacia la legisladora Graciela Ocaña. El kirchnerismo se opuso y argumentó que las declaraciones del chaqueño apuntaban a la denuncia y no a la persona de la diputada de Confianza Pública.

Cuando finalizaba la sesión de este jueves, el Parlamento porteño cerraba su jornada con una profunda alegría por el beneplácito expresado por la restitución de la identidad de Guido Montoya Carlotto pero, a última hora, el PRO incluyó un proyecto que no estaba acordado e hizo explotar al Frente para la Victoria.

 

Por iniciativa del legislador macrista y vicepresidente 1° de la Legislatura porteña, Cristian Ritondo, se leyó por Secretaría Parlamentaria el pedido sobre tablas de una iniciativa para expresar repudio por las declaraciones del jefe de Gabinete nacional, Jorge Milton Capitanich, hacia Graciela Ocaña, quien inició una denuncia pública que motivó el allanamiento del edificio de la AFA.

 

En defensa del funcionario kirchnerista, los miembros del bloque del Frente para la Victoria se mostraron indignados y, al igual que sus aliados porteños, salieron a pegarle al macrismo por la decisión de “imponer” ese proyecto a último momento.

 

 “No hay ninguna injuria en lo que se ha dicho. El jefe de Gabinete tiene su derecho de opinar sobre la denuncia de Ocaña”, explicó la titular del bloque del FpV, Gabriela Alegre.

 

Por su parte, la diputada porteña de Nuevo Encuentro Gabriela Cerruti criticó duramente el proyecto y los fundamentos del mismo. La legisladora que responde a Martín Sabbatella indicó que en el expediente dice que “las declaraciones de jefe de Gabinete son propias de un régimen dictatorial”.

 

 “Se me cae la cara de vergüenza, todo lo que acabamos de hacer pierde su sentido”, advirtió Cerruti haciendo referencia al beneplácito por Guido Carlotto y quejándose de los argumentos de la iniciativa de Ritondo.

 

Por último pidió “pensar lo que estamos haciendo”. “Rasgarse las vestiduras hablando de la libertad de expresión y luego querer censurar las palabras del jefe de Gabinete es una contradicción”, concluyó Cerruti en un claro tiro por elevación al macrismo.

 

Chicana va, chicana viene

 

En lo que fue una ida y vuelta de chicanas entre el PRO y el FpV, Alegre sostuvo: “Me parece una muy mala práctica, porque yo también puedo verter una opinión sobre el procesamiento de Macri y podemos aprobar una declaración para repudiar lo que dije”.

 

Mientras tanto, el macrismo se negaba a leer el texto completo que se estaba impulsando. No obstante, el kirchnerismo insistió una y otra vez para que se leyera la declaración de repudio.

 

 “Les pido por favor que nos documenten los dichos del jefe de Gabinete hacia la diputada Ocaña, porque yo tengo entendido que se refirió a la denuncia”, señaló la jefa de los legisladores kirchneristas.

 

Ante la negación del PRO y la falta de claridad en cuanto al espíritu del proyecto, Alegre pidió “reflexionar” para que “empecemos a levantar el nivel de esta Legislatura y dejemos de aprobar chicanas”.

 

 “Si tanto les interesa la honorabilidad de Ocaña todos debemos saber qué dijo Capitanich, porque hay gente de este recinto que no tiene idea de lo que dijo el jefe de Gabinete”, bramó la ex funcionaria de Aníbal Ibarra.

 

El macrismo se defendió de la embestida kirchnerista mientras los legisladores de UNEN se mantuvieron en silencio hasta el momento de votar, cuando apoyaron la moción del oficialismo aunque sin decir una sola palabra.

 

 “Nos tiene acostumbrados a las descalificaciones. Nadie ha querido comparar con la dictadura, pero decimos que es impropia esta conducta en una democracia”, justificó el legislador porteño del PRO Helio Rebot.

 

En concreto, cuando se leyó el proyecto, se informó que se trataba de una declaración de repudio hacia los dichos de Capitanich pero no se citaba textualmente la frase del jefe de Gabinete, algo inusual en las iniciativas que pretenden manifestar rechazo por una declaración pública.

 

Si bien el oficialismo porteño hacía referencia a la conferencia de prensa que el ex senador por Chaco ofreció el miércoles a raíz del allanamiento en la AFA, en la iniciativa no se informaba acerca de cuáles eran los dichos que se estaban repudiando. Y tampoco se explicó esa confusa situación en el recinto o durante la votación.

 

Las Más Leídas

También te puede interesar