La OMS aprueba tratamientos no homologados contra el ébola

La comunidad médica internacional aprobó el uso de tratamientos no homologados contra el ébola, una fiebre hemorrágica que mató ya a más de mil personas en África.

Un comité de expertos reunidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó el uso de tratamientos primero en África Occidental, el mismo día en que murió un misionero español repatriado desde Liberia.

 

Es la primera muerte provocada por el virus en Europa desde que se declaró el brote actual.

 

“Ante las circunstancias de la epidemia y bajo reserva de ciertas condiciones, el comité concluyó que es ético ofrecer tratamientos -cuya eficacia no ha sido aún demostrada y se desconocen sus efectos secundarios- como potencial tratamiento o de carácter preventivo”, explicó la OMS.

 

Esta decisión coincide con la muerte por la fiebre del ébola de una de las personas contagiadas mientras se ocupaban de los enfermos.

 

El padre católico repatriado el jueves a Madrid, procedente de Liberia, falleció el martes en la capital española. Miguel Pajares, tenía 75 años. Murió de fiebre hemorrágica a pesar de que estaba siendo tratado con un suero experimental.

 

El misionero, primer enfermo contagiado con ébola en ser repatriado a Europa, trabajaba en un hospital San José de Monrovia que dependía de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios.

 

Es el cuarto miembro del personal de este hospital, cerrado el 1 de agosto por las autoridades liberianas, que muere en 10 días tras haberse contagiado del virus.

 

El comité de la OMS condicionó el empleo de los tratamientos no homologados a una “transparencia absoluta en cuanto a los cuidados, a un consentimiento informado, a la libertad de elección, a la confidencialidad, al respeto de las personas y la preservación de la dignidad y la implicación de las comunidades”.

 

También estableció “la obligación moral de recoger y compartir la información sobre seguridad y eficacia de estas intervenciones” que debe ser objeto de una evaluación constante.

 

El número de muertos por el virus del Ébola superó el millar, con 1.013 fallecimientos y 1.848 casos registrados (confirmados, sospechosos y probables) en Guinea, Sierra Leona y Liberia, y en menor medida Nigeria, según el último balance de la OMS del lunes.

 

Por ahora, no hay ninguna cura ni vacuna contra el ébola, que se contagia por contacto directo con la sangre y los líquidos biológicos de personas o animales infectados.

 

El ébola es una enfermedad infecciosa, altamente contagiosa y muy grave, que afecta tanto a seres humanos como otras especies de mamíferos.

 

El virus se transmite por contacto directo con líquidos corporales infectados como la sangre, la saliva, el sudor, la orina o los vómitos, de animales o humanos, vivos o fallecidos. Las ceremonias de inhumación que se celebran en ciertas aldeas africanas debido a la idiosincrasia parecen estar relacionadas en el contagio, ya que los miembros del cortejo fúnebre entran en contacto directo con el cadáver.

 

El período de incubación varía de 2 a 21 días, aunque lo más normal es de 5 a 12 días.

 

Se considera que los murciélagos frugívoros son posiblemente los huéspedes naturales del virus en África.

 

Los síntomas son variables, dependen de cada persona y cada situación; al comienzo suele ser súbito y caracterizado por fiebre alta, postración, mialgia o dolor muscular severo, artralgias, dolor abdominal y cefalea.

 

En un lapso de una semana, aparece en todo el cuerpo una erupción, frecuentemente hemorrágica. Las hemorragias se presentan generalmente desde el tubo gastrointestinal, haciendo que el infectado sangre tanto por la boca como por el recto anal.

 

Las Más Leídas

También te puede interesar