Política

Los macristas festejaron la ruptura en el Concejo Deliberante de Jorge Macri

Letra P.- Unos minutos después de que se conociera el quiebre en el Concejo Deliberante de Vicente López, comenzó la celebración en los sectores del PRO que impulsan la candidatura de María Eugenia Vidal.

Producto de la portación de un apellido fuerte, a Jorge Macri siempre se lo consideró como una piedra en el zapato del armado bonaerense del PRO. Resistido por los sectores más fuertes en el espacio de su primo Mauricio, el intendente de Vicente López quedó expuesto por la jugada que encabezó Gustavo Posse.

 

Es que la noticia fue un golpe certero al dirigente que ostentó durante mucho tiempo la marca PRO. Durante la alianza con Francisco de Narváez, pudo llegar a tener protagonismo en un espacio estratégico a desmedro de una visión territorial más amplia.

 

Aquel gesto, demostró las debilidades de la táctica provincial hecho que no cayó para nada bien en las filas del partido.

 

Tal fue el impacto de lo que Jorge hizo en el partido de su primo, en que se dilapidó la personería jurídica en la Provincia, y sólo tiene un legislador (Orlando Yans), que ingresó de la mano del presidente de Boca Juniors, Daniel “Tano” Angelici.

 

Pero lo que enfureció, durante mucho tiempo, a los que protagonizan la disputa interna, fue el constante coqueteo que complicaba la estrategia. Mientras los referentes planteaban algo netamente propio, el jefe comunal se mostraba con Sergio Massa y se paseaba por los distritos afines al ex Jefe de Gabinete de Cristina Fernández de Kirchner para delinear posibilidades.

 

Ayer, con la estruendosa noticia, voló por los aires el único plan para mostrarse como un cabecilla sólido para el desafío electoral que se avecina. La firmeza en su distrito, donde mantenía una mayoría casi absoluta que le permitía jugar con un cargo mayor o criticar sin tapujos a María Eugenia Vidal,terminó destruida por la demostración del Frente Renovador.

 

Expuesto y lleno de temores”. De esa forma lo describieron luego de que sus antiguos aliados regionales le marcaran la cancha con la creación del bloque renovador en el coqueto municipio de la zona norte.

 

No va a poder salir de Villa Martelli porque cuando vuelva se va a encontrar con las oficina de la intendencia ocupada”, se les escuchó a los armadores rivales, en otra muestra de rechazo orgánico que se plasmó en la celebración de los que no comulgan en nada las formas del mandatario de la Primera.

 

Gracias a eso, los “enemigos internos” piensan crear “La Gustavo Posse” en homenaje a la estocada que el intendente de San Isidro le provocó a la estructura de Jorge Macri, absolutamente disminuido en un momento clave de la política provincial y nacional.

 

Marcos Ferrer encara una semana de negociaciones clave para definir a la futura conducción de la UCR.
El gobernador Maximiliano Pullaro y el intendente Pablo Javkin, en coordinación para pacificar Rosario.

También te puede interesar