Dilma, reelecta

Los brasileños reeligieron a Dilma Rousseff como presidenta por un ajustado margen ante su rival Aecio Neves.

L ex guerrillera de 66 años que fue encarcelada y torturada en la dictadura, obtuvo 51,48% de los votos frente a 48,52% de su rival socialdemócrata, con las urnas escrutadas al 98,29%.

 

Según el Tribunal Superior Electoral (TSE) Neves no tiene chances de revertir el resultado.

 

“Muchas gracias” por la reelección: “#Dilmais4″, escribió Rousseff en su cuenta en Twitter.

 

Con el país dividido, la elección era considerada un plebiscito de los 12 años del gobernante Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) en el poder.

 

Durante los ocho años de gobierno del ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2010) y los cuatro de Rousseff, más de 40 millones de brasileños salieron de la pobreza e ingresado en la clase media gracias a subsidios para familias pobres, viviendas populares, enseñanza técnica gratuita y cuotas universitarias para negros y estudiantes de muy bajos ingresos.

 

Dilma fue sobre todo la opción de los electores del noreste del país, la zona más pobre que se benefició con estos programas.

 

Neves, un ex gobernador y ex senador preferido por los mercados y con fama de playboy, que prometía frenar la corrupción y dar un giro liberal a la economía para que el país vuelva a crecer, conquistó los votos de las clases media y alta del sur que reclamaban un cambio, menos intervención del gobierno en la economía y el fin de la corrupción. Pero no le alcanzó.

 

Neves aceptó su derrota en las elecciones y pidió a la mandataria reelecta Rousseff priorizar un “proyecto honrado” para el país, azotado por escándalos de corrupción.

 

“Felicité hace poco a la presidenta reelecta, le deseé éxito en la conducción de su próximo gobierno, y le resalté que considero que la mayor de las prioridades debe ser unir a Brasil en torno a un proyecto honrado que dignifique a todos los brasileños”, dijo.

 

Claudia Sheinbaum, presidenta electa de México.

También te puede interesar