X
Los policías son imputados por presunta sedición durante la protesta salarial de diciembre y están acusados de “alzamiento en armas contra el poder público provincial”. Por el caso hay una fiscal amenazada.
Redacción 07/01/2014 12:41

El juez de feria de San Miguel de Tucumán, Víctor Rougés, considera que se cometió un delito por parte de los imputados que atacaron el “sistema republicano de gobierno que se vio avasallado y coartado en su decisión desde el momento en que se rubricó el acuerdo que pondría fin a uno de los sucesos más trágicos y tristes que le tocó vivir a la provincia de Tucumán en sus últimos años de historia”.

Para dictar el procesamiento se tomaron en cuenta fotos, filmaciones, testimonios y actas “que demostrarían la participación de los ocho policías acusados de llevar adelante alzamiento en armas contra el poder público provincial”.

Los fiscales Adriana Gianonni y Washington Navarro Dávila, consideraron en el requerimiento al que hizo lugar el juez, que “nos encontramos ante la comisión de un delito que afectó el poder público y el orden constitucional, atacando los imputados -y el grupo de personas que comandaban- un sistema republicano de gobierno que se vio avasallado y coartado en su decisión desde el momento en que se rubricó el acuerdo que pondría fin a uno de los sucesos más trágicos y tristes que le tocó vivir a la provincia de Tucumán en sus últimos años de historia”.

Los acusados son ocho agentes, que ya estaban detenidos desde mediados de diciembre, Diego Alberto Herrera, Miguel Ángel Toledo, Ángel René Chaile, Pablo Pedro Pérez, Sergio Omar Hogas, Federico Antonio Castro, Eugenio Alejandro Mamaní y Flavia María Belén Bedmar.