Política

El sciolismo confirmó que modificará la Ley de Excarcelaciones

El diputado sciolista, Guido Lorenzino, confirmó que el Ejecutivo presentará una modificación a la Ley de Excarcelaciones, frenada en la Justicia, par que puede ser aprobada en la Legislatura bonaerense.

Lorenzino adelantó que “se va a presentar una modificación a la redacción original que fue la cuestionada para que finalmente en la Legislatura la podamos hacer ley y tenga la validez que hoy la Corte entiende que no tiene el proyecto aprobado”.

 

En conversación con Radio Provincia dijo que esa modificación “no cambia el espíritu y vocación de la ley y sí evita planteos constitucionales”. De esta forma, “tendría el ok de la Corte, lo cual nos permitiría ponerla en práctica y lograr el objetivo que es sacar las armas de la calle”, sostuvo el legislador.

 

“Lo que quieren el gobernador Scioli y el ministro Casal es retomar un tema que quedó pendiente, que para nosotros es crucial: sacar las armas de la calle y evitar que aquel delincuente que tiene un arma y sea reincidente entre por una puerta y salga por la otra”, sostuvo Lorenzino.

 

Además, recordó que “la Corte hizo objeciones en función de planteos de organismos de derechos humanos como el CELS y como la voluntad política del Gobernador es seguir adelante con este tema y que los delincuentes que realmente encuentren la posibilidad de no poder salir cuando utilizan un arma ilegal” se presentarán modificaciones.

 

“La política nuestra siempre fue combatir el uso de armas y siempre dijimos que la mejor arma es el 911”, indicó.

 

La Ley de Excarcelaciones restringe la libertad de aquellos que sean detenidos con armas de fuego y tengan antecedentes penales. La modificación de la norma no obligaría al juez a denegar la excarcelación en todos los casos para evitar la “violación del principio de inocencia y limitar la crítica del magistrado”.

 

El sciolismo presentó un texto donde se limitan las excarcelaciones en tres casos: cuando se portan armas de fuego ilegalmente y existe resistencia o evasión a un procedimiento por parte una autoridad pública; cuando los presuntos delincuentes tienen antecedentes por comisión de delitos con armas; o en los casos que los imputados gocen de una excarcelación anterior.

 

Estas políticas de control y restricción de acceso a las armas de fuego, tienen que ver también con una serie de estadísticas oficiales que indican que en 2012 creció un 22% el uso de armas de fuego en robos y un 10% el uso de armas de fuego en homicidios con 765 casos el año pasado.

 

Toto Caputo no logra cerrar la negociación por las deudas de Cammesa
La rosca nacional del peronismo tiene a la diputada Natalia de la Sota entre quienes suenan para el recambio de autoridades.

También te puede interesar