Ciudad BA

Los porteños rehenes de Boca mientras Macri y Montenegro se desentienden

Después de los incidentes en el centro porteño por los festejos del Hincha de Boca, dirigentes del Club se desvincularon del conflicto que causó la muerte de un joven, aunque aparecieron fotos de dirigentes del Gobierno de la Ciudad en un partido de fútbol dentro de las instalaciones xeneizes el mismo día.

El vicepresidente de Boca, Oscar Moscariello, sostuvo en diálogo con Radio Continental que el club “se hace responsable de puertas del estadio hacia adentro”, y que no tiene “nada que ver” con vándalos. 

 

El segundo de Daniel Angelici, remarcó que “eso no es Boca”, luego de ser cuestionado por no haber habilitado el estadio de Boca para realizar la celebración y evitar cualquier tipo de acción violenta en las calles, como pasó hace un año.

 

Moscariello explicó que la economía del Club no permitía los festejos, debido al alto costo que conlleva abrir la cancha para los hinchas en un día en que no hay ningún evento deportivo, y habló de un valor de entre 700 y 800 mil pesos.

 

Sin embargo, el propio ministro de Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, publicó una foto el mismo día a través de su cuenta de Twitter @montenegrogt, donde destacó “En el día del hincha de Boca, me di el gusto de jugar un picadito en La Bombonera”. El posteo fue retweeteado por 225 personas y marcado como favorito de otras 22.

 

El propio Moscariello reconoció que ante un pedido de los funcionarios de la Ciudad, el club habilitó “el campo de juego”, para que se jugara allí un partido en ocasión del “día del hincha de Boca”, al mismo tiempo que se producían los actos violentos entre simpatizantes del Club y la policía en las inmediaciones del Obelisco. “Era para un conjunto de funcionarios del Gobierno, para que vayan a jugar un partido de fútbol, respondió el vicepresidente xeneize.

 

Los funcionarios del Gobierno de Mauricio Macri jugaron un partido de fútbol en el Estadio Alberto J. Armando, mientras hubo graves incidentes, destrozos de comercios y un muerto. Ambos hechos ocurrieron casi en simultáneo.

 

“Las cuestiones de orden público debe resguardarlas el Estado. Lo que tiene que ver con la Seguridad es responsabilidad de la Policía Federal. Es algo que no nos corresponde a nosotros como club. Uno no se puede hacer cargo, la sociedad argentina no se puede hacer cargo de la gente que roba, que mata”, dijo Moscariello y añadió que “todo el rigor de la ley tiene que caer sobre estas personas”.

 

Por su parte, el presidente Angelici contó en el momento de los incidentes que pasó por el Obelisco. “Estuve 50 minutos ahí. No es lindo lo que está pasando. No da para más esto”.

 

En declaraciones a radio La Red dijo que “ya es el segundo año en que hay incidentes. Vamos a tomar medidas para que no ocurra más”.

 

Por otro lado, quiso dejar en claro que lo sucedido poco tiene que ver con el club que él preside. “Tenemos mucha pasión y por eso nos metemos en el fútbol. Pero esto no es Boca” remarcó y concluyó que fue “una jornada muy triste para los hinchas de Boca, no podemos dejar esta imagen”.

 

Por su parte, el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, no emitió comunicado respecto a los hechos de violencia registrados por los hinchas del club al que también pertenece y alguna vez fue presidente.

 

Las Más Leídas

También te puede interesar