El gobierno español acumuló el déficit fiscal previsto para el 2012

España registró entre enero y mayo de este año, casi todo el desequilibrio previsto en sus cuentas públicas para el 2012, más allá de haber ejecutado recortes presupuestarios por unos 40 mil millones de euros y solicitar un rescate financiero por otros 62 mil millones.

El gobierno de Mariano Rajoy tomó la decisión de profundizar el ajuste y dejará de financiar descuentos para la gente en alrededor de 500 medicamentos.

 

El Fondo Monetario Internacional (FMI), sugirió a España que baje los salarios públicos, suba el IVA, elimine la desgravación fiscal por adquisición de viviendas, flexibilice la legislación laboral y reduzca su intervención en materia de salud pública.

 

El déficit de la Administración Central en los cinco primeros meses del año es del 3,41%, 9 décimas por debajo de los pactado para todo 2012 con la Unión Europea, que contempla un 3,5%, y un 5,3% si se tienen también en cuenta las autonomías regionales.

 

La cifra entre enero y mayo supone además un aumento del 30,6% en comparación con la cifra del mismo periodo del año anterior. En total, el déficit de la Administración Central asciende a 36.364 millones de euros.

 

La situación de España se agrava y no resultó mejor después de la aprobación del rescate financiero para los bancos.

 

Tras el pedido de salvataje, el gobierno de Rajoy acudió en tres oportunidades al mercado de capitales a buscar financiamiento por el cual debió pagar cada vez más.

 

Parece que España deberá volver a solicitar un rescate financiero, esta vez del orden del que recibieron Grecia y Portugal.

 

También te puede interesar