Municipios

Irregularidades de Pulti en el manejo de la Vieja Estación

Cuando se trasladó la estación de ómnibus a la calle San Juan de la ciudad de Mar del Plata, se abrió la licitación para reutilizar el viejo edificio, lo que generó muchas controversias en los vecinos de la zona. Letra P, habló con un marplatense que tenía un negocio dentro del edificio en disputa, Eugenio Casas.

El edificio que perdió su utilidad como terminal, fue desalojado y los comerciantes se vieron obligados a abandonar sus puestos de trabajo porque encadenaron las entradas y los invitaron a retirarse desde la municipalidad.

 

Mientras tanto, el Gobierno local  llamó a licitación para que se presentes proyectos con el objetivo de explotar económica y turísticamente las instalaciones. En respuesta, surgieron dos propuestas principales que resultaron antagónicas y que generaron una división en la población. Por un lado, la construcción de un Centro Cultural, y por el otro un Shopping Comercial.

 

Eugenio Casas, explicó que la situación “como vecino de la zona, la he vivido en carne propia y todo este proceso me ha afectado a mi y a todos los comerciantes de la zona”. A la vez, señaló que “el impacto que sufrió el barrio fue terrible, hace 2 años y 6 meses que está inactivo, no hay actividad comercial, la misma se redujo un 60% y lamentablemente el perjuicio fue muy grande”.

 

Paralelamente, informó que no se previó que los comerciantes del interior de la terminal quedarían sin trabajo y remarcó “no les importó, nos avisaron  de día para el otro que teníamos que abandonar las instalaciones y arreglarnos como pudiéramos”.

 

Además, remarcó que “sé que esas dos manzanas más allá del valor arquitectónico que tiene, por ser un edificio histórico y cultural, tiene un valor económico y estratégico para la ciudad sin igual”.

 

En ese sentido, manifestó que “lo lógico hubiera sido que se cumpliera con lo que dice la ley, que dice que debe funcionar allí un centro cultural con espacio público, verde y se mostró siempre como el fin de la propuesta y lamentablemente nada se ha hecho”.

 

Sin embargo, Casas declaró que “lo mejor hubiese sido que la gestión del intendente Gustavo Pulti, se quedara con el edificio y que no lo privatizara, o que el Estado Nacional se quedara con el edificio”.

 

A continuación, relató el panorama del proceso de licitación, al respecto explicó, “el municipio lo tiene más que avanzado, de las propuestas que se presentaron, se rechazaron todas, y solamente quedó la propuesta de Emprendimientos Termial Sociedad Anónima, que va a necesitar una rubrica del Concejo Deliberante, según lo disponga el municipio”.

 

Paralelamente, informó que los vecinos debido a los daños y prejuicios que les significó todo el proceso “nos presentamos ante la Justicia y presentamos un recurso de amparo,  la misma hizo lugar, el municipio lo apeló, el Juez dictó una medida cautelar, y el juicio a nivel local y provincial continúa contra los diferentes organismos”.

 

Y mencionó que no se ha contemplado el impacto que toda la situación generó y va a generar cuando comience la obra, “pedimos un informe sobre los efectos ambientales, pero nadie los conoce, sobre la altura del edificio porque va a hacer sombra y eso impacta negativamente en lo estético, pero se desconoce y no nos responden, nadie nos ha escuchado”.

 

Por último, Casas subrayó que “dependiendo de la astucia y la suspicacia de los comerciantes, de aggiornarse a un edificio de estas características y a un potencial económico”, la creación del centro comercial puede resultar positiva.

 

Breve Historia

 

Después de muchos años de demora, en enero de 2009 comenzaron las obras de infraestructura para mudar la estación terminal de ómnibus de calle Sarmiento y Rawson a la Avenida Luro y San Juan.

 

Hacia el 13 de diciembre de 2009 el servicio de “La Empresa Argentina”, procedente de la ciudad de Buenos Aires arribó a Mar del Plata a las 0.03 para dar comienzo al uso de las nuevas instalaciones. Y, a continuación, el medio día del 22 de julio de 2011 la presidenta de la Nación, Cristina Fernández, dejó inaugurada la nueva Estación Ferroautomotora.

 

Las tres propuestas

 

La primera fue presentada por un grupo de empresarios locales encabezados por Néstor Otero y Florencio Aldrey Iglesias (dueño del Hotel Hermitage y luego le fue concedido el Provincial, del diario La Capital y La Prensa de Buenos Aires; además posee tres radios AM en la ciudad y sus respectivas FM, y es accionista de otras empresas),  se trata de una inversión superior a los 24 millones de dólares para la construcción de 25.766 metros cuadrados para dar forma a un Shopping comercial. Y trabajarán en conjunto con los estudios Mariani-Pérez Maraviglia, que realizaron el hotel Sheraton de Mar del Plata, el Aquarium, Los Gallegos Shopping, y trabajos de restauración del Hotel Provincial.

 

La segunda propuesta tiene como inversores al Grupo español Roig, que contará con la contribución del arquitecto argentino César Pelli (quien llevó a cabo la construcción de las Torres Petronas en Kuala Lumpur, el World Financial Center de Nueva York y las 777 Tower en Los Ángeles), quien planea levantar 23.355 metros cuadrados destinados a comercios, restaurantes y confiterías, salas de cine, centros de exposiciones culturales y terrazas al aire libre. Su objetivo es construir un complejo que de cuenta de la expresión artística  el clima de Mar del Plata.

 

La tercera idea es la del Grupo Idear, conformada por empresarios del ámbito local quienes proponen la construcción de 41.400 metros cuadrados con un área comercial y otra disponible para ampliar la oferta gastronómica, otra para cines, un estacionamiento, un sitio para pagar los servicios y una zona de circulación.

 

A partir de las mismas, a través del Concejo Deliberante local se procedió a votar la propuesta más interesante quien poseerá la licitación de la vieja terminal por 45 años.

 

También te puede interesar