GOBIERNO | EL AJUSTE

Guadañazo de Javier Milei a jubilados: 50% en el primer trimestre

Estimaciones por el impacto de la ley ómnibus y la nueva fórmula. Pérdidas históricas del haber previsional, congelamiento y promesas de aumentos por inflación.

La discusión sobre los haberes de los jubilados incluida en la ley ómnibus y sus modificaciones, que el presidente Javier Milei envió al Congreso para su aprobación, presagian que las personas del sector pasivo serán las primeras víctimas del ajuste de la administración libertaria, como también lo fueron en las gestiones anteriores. Estimaciones de un recorte del 50% para el primer trimestre del año.

Los cinco millones de personas jubiladas que desde 2017 cobran el haber mínimo, y que recibieron bonos complementarios del Gobierno nacional, acumularon una pérdida de su salario real de $1.924.878 en valores a diciembre. Es el equivalente a no haber cobrado 9,4 haberes mensuales en seis años.

Por su parte, los dos millones del sector pasivo que cobran algo más que un haber mínimo, y nunca recibieron un bono complementario, desde 2017 a diciembre perdieron 13,7 haberes mensuales, un año completo, y acumularon una pérdida de $2.808.390 en montos actuales.

Así lo calculó el presidente del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), Nadin Argañaráz.

Deuda social eterna

Los analistas coinciden en que la gestión de Mauricio Macri recortó la jubilación mínima un 20% en términos reales; mientras que en los cuatro años de Alberto Fernández el recorte fue del 2%, pero con achatamiento de la pirámide salarial jubilatoria.

Sobre esa deuda social, la nueva redacción del capítulo previsional de la ley ómnibus recorta los haberes de los jubilados en un 40% respecto de la inflación prevista para el primer trimestre de 2024 y propone congelar esa pérdida y actualizar los haberes, a partir de abril, mensualmente con la inflación.

Argañaraz evaluó que esta situación “refleja un gran fracaso de las diversas políticas económicas y muestra el saldo de un gran costo social para millones de ancianos”.

“Las jubilaciones van a quedar con una pérdida aproximada del 50% del poder adquisitivo en el primer trimestre, que se acumula a pérdidas históricas”, dijo Norberto Markarián, abogado especialista en derecho previsional consultado por Letra P, y agregó: “Si esto se aprueba así, la única salida de los jubilados será presentarse ante la justicia, son dos meses de pérdidas en el primer cuatrimestre”.

Esperar hasta marzo

La propuesta oficial determina que recién en marzo, el Gobierno aplicará una actualización de los montos jubilatorios con la fórmula vigente. La consultora PxQ lo calculó en un 35%, cuando la inflación acumulada entre diciembre y febrero superaría el 70%. Es un "puenteo literal" de la administración libertaria, dicen los analistas, para no pagar la inflación en los meses donde más se recalentó.

Milei desistió de su idea de derogar el artículo 32 de la Ley 24.241 que establece la movilidad jubilatoria vigente. Así la jubilación mínima de enero y febrero será de $105.712 pesos. A esto hay que sumarle el monto del bono complementario que cobrarán en enero las personas jubiladas con la mínima. En diciembre fueron $55.000. El vocero presidencial Manuel Adorni aseguró que “todavía no se definió el monto”.

"Los bloques que yo consulté no van a acompañar el capítulo previsional tal cual está planteado, y tampoco se sabe de cuánto serán los bonos de los haberes de enero y febrero", dijo a Letra P el Defensor de la Tercera Edad de la Ciudad de Buenos Aires, Eugenio Semino.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2FNadinArganaraz%2Fstatus%2F1749881601901617536&partner=&hide_thread=false

La Canasta Básica de los Jubilados, que calcula la Defensoría de la Tercera Edad, costaba en octubre del año pasado 313.185 pesos y se necesitan tres jubilaciones mínimas para cubrirla.

La vivienda ocupa el 27% de esos gastos; y los alquileres aumentaron un 140% tras la desregulación del mercado. “Incluso tienen problemas los jubilados propietarios, porque no pueden afrontar las expensas”, dijo Markarián a Letra P.

La comida ocupa el 20,5% de la canasta de los jubilados y sólo en diciembre el incremento de los alimentos llegó al 29,7%. Destinan el 19% de su presupuesto a los medicamentos, que en diciembre tuvieron un alza del 39,6%.

“El Gobierno impulsa actualizar las jubilaciones por inflación. Esto implica que los jubilados pierdan más de 20 puntos de su poder adquisitivo entre diciembre 2023 y marzo 2024, y que no los recuperen nunca más””, dijo el economista, Director Centro de Economía Política Argentina (CEPA), Hernán Letcher.

Ajuste a la seguridad social

El ajuste del gasto de la seguridad social -jubilados, pensionados, discapacitados y Asignación Universal por Hijo- es el tronco más grueso que debe atravesar la motosierra de Milei. Allí se concentra aproximadamente el 45% del Presupuesto nacional.

La inversión de la seguridad social nacional incluye a ocho millones de personas que cobran haberes menores a $180.000. De ese conjunto: cinco millones cobran la jubilación mínima de $105.000, más el bono de complemento de $55.000. Dos millones cobran por encima de la mínima y nunca recibieron un bono.

Esas personas están en la actualidad por debajo de la línea de la pobreza de $160,453 para un adulto, tal como lo marca el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC). El millón restante son pensiones por discapacidad y no contributivas que cobran $83.000 mensuales y se regulan por el salario mínimo, vital y móvil que el gobierno también tiene congelado.

el gobierno no descarto un bono para jubilados en enero y febrero
Javier Milei, Toto Caputo y la plata de los jubilados.

También te puede interesar