27|9|2022

Dos caras conocidas y un ganadero, las cartas del PS para seducir al campo

16 de agosto de 2022

16 de agosto de 2022

Ciciliani y Saglione, figuras de la gestión Lifschitz, sintonizan con el agro. Jorge Illa, el empresario marplatense que aporta expertise. La agenda.

ROSARIO (Corresponsalía Santa Fe) El Partido Socialista sabe que para jugar en esta provincia tiene que tender puentes con el campo. Bajo esa premisa, el partido de la rosa se recostó en dos figuras conocidas como el exministro de Economía, Gonzalo Saglione, y la exministra de Producción, Alicia Ciciliani. Además, sumó a un tercer actor que está en el negocio ganadero, el secretario general del partido, Jorge Illa.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

En las últimas semanas, referentes del partido en la provincia se mostraron en el Congreso Aapresid -un espacio para las y los productores agropecuarios-, visitaron empresas referidas al agro y, también, participaron de la inauguración de la muestra anual de la Sociedad Rural de Reconquista. Infraestructura, biocombustibles y reglas claras son los trending topics del socialismo campero.

 

Ciciliani es el principal punto de apoyo del partido en materia agropecuaria y la conexión con las entidades rurales nacionales y provinciales, con las que cosechó buenas migas durante su su gestión como ministra. En cada recorrida que tiene que ver con el sector agropecuario, ella está. Esta semana, la exfuncionaria participó de un panel de periurbanos en el Congreso Aapresid, un punto que buscó destacar bajo su gestión.

 

Durante sus años en el Ministerio, Ciciliani tendió puentes con otros espacios de la ruralidad como la Red Mujeres Rurales a nivel nacional. Además, trabajó junto a la diputada provincial Clara García en dos proyectos para el sector: una iniciativa para modificar la ley de suelos provincial y la creación, por ley, del registro único de productores primarios.

 

Saglione también participa como asesor, pero desde una mirada más económica. El tema impositivo es un punto importante en la agenda del campo, y su mirada es clave para el partido. En línea con la agenda del socialismo que reclama federalismo y mayor retorno de los recursos que genera la provincia, el economista siempre que puede, resalta lo que aporta la producción en ingresos para el Estado y lo poco que vuelve en fondos y obras. En la última semana mantuvo un encuentro con las entidades provinciales donde compartieron miradas sobre las restricciones a las exportaciones de carne.

 

Jorge Illa es el secretario del Partido Socialista a nivel nacional y su actividad privada está ligada a la ganadería. El dirigente es de Mar del Plata y, al igual que su padre, trabaja como representante de la casa consignataria Colombo y Magliano, que se dedica a la venta de hacienda, compra-venta de campos, acopio y corretaje de granos.

 

Imbricado con el mundo agropecuario, Illa realizó aportes en proyectos o iniciativas para el sector. En el último mes, la diputada Mónica Fein logró que se apruebe un proyecto de su autoría: la Ley de Prevención y Control de la Resistencia Antimicrobiana para trabajar en la resistencia de los medicamentos en animales.

 

Agenda de coincidencias y no tanto

Además de las tres cartas para seducir al campo, el PS mantiene la defensa de los biocombustibles, que fue una experiencia que se desarrolló durante la gestión de Miguel Lifschitz.

 

La hidrovía es otro punto donde el socialismo destaca la necesidad de una licitación privada, pero con controles sobre las islas y con una mirada en mejorar los costos de la logística. También tiene puntos contrapuestos con sectores más radicalizados del agro que no toleran una mirada de sustentabilidad. Ahí aparecen los periurbanos y la bioeconomía como mirada central para el partido.

 

En cuanto al reclamo permanente del campo sobre las retenciones, el espacio es cuidadoso a la hora de dar definiciones. Entienden que hay que reverlas, pero al mismo tiempo reconocen que son un fuerte sostén del sistema. Además, reclamaron que hay una fuerte distorsión de fondo que es incorrecta.