21|6|2022

Con sus críticas al radicalismo, Macri pateó el hormiguero de JxC en Diputados

10 de mayo de 2022

10 de mayo de 2022

Mientras juega al misterio sobre su candidatura, el expresidente busca marcar la cancha en la Cámara baja y agita las aguas entre el PRO y la UCR. 

El almuerzo que el expresidente Mauricio Macri organizó con los principales dirigentes del PRO este lunes impactó duro dentro del bloque que conduce Cristian Ritondo en la Cámara de Diputados. Mientras comían, los comensales escucharon cómo el fundador del PRO les pidió que no se dejen "primerear" por el radicalismo y mucho menos por el titular del partido, Gerardo Morales. Lo dijo en referencia a la última sesión, que se concretó el jueves pasado y concluyó con la aprobación de tres iniciativas que exhibieron acuerdos entre JxC y el FdT. El mensaje de desacuerdo con esa rosca fue ventilado por el entorno de Macri apenas terminó el encuentro y desató todo tipo de especulaciones dentro del interbloque de Juntos por el Cambio (JxC) en la Cámara baja. 

 

El jueves pasado JxC pudo forzar el trámite, en tres comisiones, de los proyectos de boleta única de papel. Fue una exhibición de fuerza, donde la coalición opositora demostró que puede superar sus 116 escaños con la sumatoria de aliados de partidos provinciales. Así llegaron a 132 voluntades, tres más que los 129 que necesita el cuórum. Detrás de ese intento con futuro incierto, en la misma sesión una parte de esos legisladores prestaron sus votos para sancionar el nuevo régimen de cannabis medicinal y cáñamo industrial, la nueva ley de VIH y la prórroga de un régimen de blanqueo para incentivar la construcción, que había sido presentado por Ritondo y el titular de la Cámara, Sergio Massa. Esa combinación también le cayó pésimo a Macri, que también detesta al tigrense y ya cuestionó al gobernador jujeño por la relación política que mantienen. 

 

Tanto el régimen de cáñamo industrial como la de VIH fueron rechazadas por los bloques de ultraderecha, liderados por José Luis Espert y Javier Milei. El dato no pasó inadvertido por Macri en el almuerzo porque consideró que la primera norma había sido militada activamente por Morales y la segunda por el titular de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro. Para el magnate, la sanción de la primera y el envío al Senado de la segunda son dos contradicciones para el PRO que lo debilitan ante Milei. Una crea una tasa y la otra una jubilación especial, se habría quejado Macri, porque ambas implican un incremento del déficit fiscal, cuando sus competidores por ultraderecha sostienen todo lo contrario. 

 

El blanqueo para incentivar la construcción también fue votado por los diputados macristas, pero rechazada por los radicales. Así lo hicieron valer cuando supieron las críticas de Macri, pero se llamaron a silencio para evitar que la discusión se "espiralice". Cerca de Morales también decidieron no hacer comentarios sobre el planteo de Macri a sus propios diputados. 

 

En el bloque macrista tomaron nota del almuerzo. Un destacado integrante del espacio confió que el planteo del magnate tiene dos ejes. El primero gira en torno a su necesidad de recuperar centralidad y el segundo en marcar la cancha dentro del partido frente al radicalismo, cuando está al tanto del sabor amargo que le quedó a algunos macristas que estuvieron en la sesión. "A mi me cayó mal la sesión, nosotros hicimos muchas olas con la boleta única, pero nos llevamos tres emplazamientos para debatirla y ellos sacaron una ley y dos medias sanciones, en algo nos equivocamos", lamentó el dirigente macrista cuando fue consultado por este portal respecto al mensaje de Macri. También apuntó a Ritondo y lo cuestionó por la dedicación que le pone a sus recorridas por la provincia de Buenos Aires.

 

Una fuente cercana a la reunión le bajó el tono a los cuestionamientos del expresidente. "Tiene un plus de experiencia que debemos aprovechar para fortalecer nuestro espacio, pero lo que salió publicado sobre el radicalismo es una versión amañada", confió. "Nosotros tenemos una agenda coherente y es la agenda que la sociedad votó el año pasado. Queremos que en los debates le vaya bien a JxC y dentro o fuera de JxC nos oponemos tanto al aumento como a la creación de nuevos impuestos y al agrandamiento del Esta

 

do. Son principios que mantenemos con firmeza en cualquier discusión y en esto encontramos una postura favorable de los demás integrantes de JxC", detalló la fuente para relativizar el impacto que provocaron las críticas de Macri. 

 

El magnate organizó el almuerzo en el restaurant que el exembajador y ministro Ezequiel Sabor posee en Puerto Madero. Asistieron el alcalde porteño Horacio Rodríguez Larreta, la titular del PRO, Patricia Bullrich, el vice, Federico Angelini, el exsecretario General de la Presidencia, Fernando de Andreis. Junto a ellos estuvieron los diputados Diego Santilli y María Eugenia Vidal y Ritondo. También estuvo el ministro de Gobierno porteño, Jorge Macri y el titular de la bancada macrista en el Senado, Humberto Schiavoni, que ahora deberá endurecer su posición cuando se concrete el giro de la nueva ley de VIH, que fue aprobada por una mayoría amplísima de 241 votos.