08|5|2022

El encierro de Kicillof: soledad, teléfono al rojo vivo y ministros designados

24 de enero de 2022

24 de enero de 2022

Intensidad 24/7 para conducir la gestión de manera remota. Distancia de su esposa e hijos, pese a que comparten la residencia. Costa, Kreplak y Berni, a full.

El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, permanece aislado en la residencia oficial de Chapadmalal junto a su familia desde el sábado, tras la obtención del resultado del test que confirmó que padece Covid-19. Sin embargo, ni la enfermedad, que cursa de manera asintomática, lo para. Prendido al teléfono desde muy temprano hasta muy tarde, el mandatario sigue minuto a minuto la gestión y a sus ministros, con los que habla constantemente. “Esta más intenso que nunca”, describió a Letra P una fuente de su entorno. La agenda diaria la maneja con los tres ministros que tienen los temas centrales de la temporada, eje de la gestión de verano.

 

Adicto al trabajo, Kicillof no se tomó vacaciones. Ni siquiera lo hizo en el peor momento de la pandemia, el año pasado, cuando azotaba la segunda ola y el operativo de vacunación estaba lejos de arrojar los resultados que se ven hoy. Tampoco ahora, mientras transita los siete días de aislamiento en la residencia oficial ubicada en Chapadmalal. El virus lo encontró allí con su familia y debieron quedarse. Aunque tampoco puede pasar tiempo con su esposa e hijos: aunque todos están en la misma casa, se aisló de ellos. El contacto es el mínimo, con extremos cuidados.

 

Sin traslados, recorridas o reuniones presenciales, el gobernador está prendido al teléfono desde que se levanta hasta que se acuesta, describe alguien de trato diario con él. No designó a nadie para esa tarea, hace lo mismo que en su rutina habitual e incluso de forma más intensa, aunque de manera remota. “Está online con todos todo el día. No termina de pedir alguna cosa que al rato ya está de nuevo llamando por otra”, describe un ministro habla con él varias veces al día.

 

Durante el fin de semana, Kicillof habló especialmente con tres integrantes de su gabinete ministerial. Son quienes por sus tareas están al frente de la temporada, una obsesión del mandatario. Se trata de los ministros de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica, Augusto Costa; de Salud, Nicolás Kreplak; y de Seguridad, Sergio Berni. Con el primero hizo un monitoreo exhaustivo de la concurrencia de turistas a cada destino, además del seguimiento de las líneas generales de la temporada; con el segundo estudió detenidamente los números de la pandemia y con el tercero analiza el desarrollo de la prevención en materia de seguridad.

 

Este lunes, gran parte de su agenda estuvo destinada a la conferencia de prensa que este martes brindarán Costa y Kreplak en el Partido de La Costa y que tenía previsto encabezar el gobernador. También tuvo que suspender las visitas que tenía previstas a diferentes destinos turísticos los días miércoles y jueves. Otro de los temas que abordó minuciosamente fue la situación de los cortes de energía y agua junto con integrantes del comité creado a tal efecto.

 

Kicillof finalizará su aislamiento el próximo fin de semana, según indicación médica y de los protocolos vigentes en la provincia, ya que el sábado se cumple el séptimo día de aislamiento. Se espera que a partir de ese día retome la rutina manteniendo los cuidados del caso, pese a que tiene puestas las tres dosis de vacuna.