03|5|2022

Perotti presiona al MPA: se mete como querellante en la causa de espionaje ilegal

El gobernador habilitó al fiscal de Estado para que investigue los allanamientos al Ministerio de Seguridad, que provocaron 12 renuncias. 

El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, habilitó que la Casa Gris se presente como querellante en la investigación administrativa interna al Ministerio de Seguridad, luego del escándalo desatado por una serie de allanamientos en oficinas de esa cartera en el marco de una denuncia de supuesto espionaje ilegal contra funcionarios y otras figuras durante la gestión del exministro Marcelo Sain. De esta manera, le mete presión al Ministerio Público de la Acusación (MPA) para que muestre sus cartas. 

 

En el escrito, que lleva la firma del gobernador y de la ministra de Gobierno, Celia Arena, se instruye a Rubén Weder, el fiscal de Estado, “a intervenir como parte querellante, de acuerdo a los artículos 93 y siguientes del Código Procesal Penal”.

 

La decisión se encuentra fundamentada en que en dicho proceso judicial “se estarían investigando hechos que, de ser ciertos de acuerdo a una legal comprobación, afectarían el regular funcionamiento de la Administración Pública”. 

 

La lupa en esta investigación interna inicial, dispuesta a fines de noviembre, recayó en quienes trabajan en planta del Ministerio. La medida no contempló a funcionarias o funcionarios.

 

La serie de allanamientos provocó la renuncia masiva de doce funcionarios que responden a Sain y Perotti tardó varios días en reacomodar las fichas. Recién a principios de diciembre, el mandatario dio a conocer los nombres de las cinco personas que ocuparon algunos de los cargos vacantes. Además, confirmó en su momento que el Servicio Penitenciario volvía a depender del Ministerio de Seguridad.