02|10|2021

Control de daños para Fernández en su primer test electoral

12 de septiembre de 2021

12 de septiembre de 2021

El Presidente votó en medio de un fuerte operativo de seguridad. Discurso controlado, puntualidad y espera en Olivos. "La Argentina sigue mañana”, afirmó.

En medio de un fuerte operativo de seguridad, con una puntualidad inusual y una escena preparada para que diera un mensaje breve, el presidente Alberto Fernández emitió su voto en la mañana de este domingo en la Universidad Católica de Puerto Madero, y volvió a la Quinta de Olivos, donde esperará los resultados.

 

“Es lo que más celebro, que votemos en paz, en tranquilidad y en orden, que es lo que necesita la Argentina”, fue el brevísimo discurso que dio Fernández luego de votar, en la mesa número 69 del edificio Tomás Moro de la universidad.

 

El Presidente llegó poco antes de las 9.30, acompañado por su esposa, la primera dama, Fabiola Yáñez, y el secretario de Comunicación Pública, Juan Pablo Biondi. Había salido desde Olivos a las 8.53, en una camioneta Hyundai.

 

Ya en la Universidad Católica, ingresó de inmediato al edificio, rodeado por un vallado que se extendía hasta la vereda, con una presencia importante de personal de seguridad presidencial. Fernández tardó apenas cinco minutos en emitir su voto. Se fotografió en la mesa con la fiscal de Juntos por el Cambio y luego salió en dirección a la zona reservada para la prensa, ubicada a unos 100 metros de la entrada. Desde la calle lo alentaron militantes del peronismo porteño, que llegaron junto al legislador Claudio Ferreño

 

Desde un micrófono ubicado lejos de las cámaras, el Presidente dio un mensaje acotado y no respondió preguntas. La demora de menos de media hora en su llegada respecto de lo anunciado también es una novedad para la conocida impuntualidad presidencial. 

 

La escena contrasta de forma abrumadora con el desorden que rodeó la votación de Fernández, en 2019, en el mismo lugar, cuando era candidato a presidente. Esta vez, el Gobierno había advertido que, por la pandemia, se instalaría un vallado que garantizara la distancia.

 

"Es un lindo día porque cada vez que en la Argentina se vota, hacemos un poco más fuerte la democracia”, dijo el Presidente y agregó que la veda limitaba su discurso. “Sigamos adelante, la Argentina sigue mañana”, afirmó.

 

Luego, Fernández se retiró para regresar a Olivos, donde almorzará junto a Yáñez y seguirá la marcha de los comicios. En la residencia presidencial recibirá al legislador y primer candidato a diputado por la Ciudad de Buenos Aires, Leandro Santoro. En 2019, el Presidente desayunó con Santoro en su departamento de Puerto Madero.

 

Por la noche, Fernández se dirigirá al búnker del Frente de Todos, ubicado en el barrio de Chacarita, donde estará la plana mayor del oficialismo. Allí llegará también la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, que votará en Río Gallegos y luego volará de regreso a Buenos Aires.

 

El sábado, el Presidente almorzó en Olivos al aire libre con el Comité de Expertos que lo asesoró durante la pandemia. De la reunión participaron Yáñez, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

 

Con Vizzotti, Fernández analizó luego la aparición de casos de la variante Delta en la escuela ORT. Más tarde, trabajó con Cafiero en temas relacionados con el Presupuesto 2022.