16|10|2021

Cuomo: “Tratamos de expresar una voz que no sea ni blanco ni negro”

14 de agosto de 2021

14 de agosto de 2021

El referente industrial encabeza la lista de Randazzo para el Concejo en Avellaneda. Cree que la gente está cansada de la grieta. Por qué se metió en política.

Florencio Randazzo eligió como precandidato a primer concejal de Avellaneda a Federico Cuomo, extitular de la Unión Industrial de Avellaneda (UIA) y referente de la Red de Industriales y Emprendedores Laudatistas (RIEL). El dirigente, ajeno a la política partidaria, trabaja en una propuesta que sea una alternativa al Frente de Todos y a Juntos por el Cambio. “Tratamos de expresar una voz que no sea ni blanco ni negro. En la vida hay grises y estaría bueno que en el Concejo Deliberante haya grises”, dice en conversación con Letra P y considera que “hay un hartazgo” en la población “ante las únicas dos opciones que han gobernado los últimos años”.

 

-¿En qué momento definió meterse en la política partidaria?

 

-Más de la mitad de la decisión tuvo que ver con que hace seis meses mi hija me pidió ayuda para emigrar. Eso, más un montón de situaciones diarias que me tienen entre harto y enfurecido, me hicieron tomar la decisión de participar. Mi hija tiene 18 años y el país que cobijó a mi abuelo, viniendo de pelear la Guerra Mundial y muerto de hambre, terminó echando a mi hija. 

 

-¿Cómo llega a Vamos con Vos?

 

-En medio de esa situación, me contactó gente de Randazzo. Me invitaron, conversé varias veces con él. Yo siempre tuve una buena imagen de Florencio. Es un espacio en el que se puede trabajar para cambiar la realidad.

 

-¿Qué lo atrajo de la propuesta de Randazzo?

 

-Él plantea que los dos espacios que estuvieron gobernando en los últimos años han fracasado y propone generar uno nuevo, con gente nueva. Me dijo que su lista de diputados estaba integrada por gente que poco tenía que ver con la política y me propuso hacer lo mismo en Avellaneda. Me dio total libertad y respaldo en ese armado. Eso terminó de convencerme.

 

-¿Cómo hará para que su propuesta tenga aceptación en un distrito donde el respaldo electoral se ha inclinado las últimas elecciones para el mismo proyecto?

 

-Soy un hombre de Avellaneda. Hace treinta años que tengo una pyme y veinte que soy dirigente en el distrito. Siempre tuve mucha relación con toda la ciudad, con otras instituciones. Tratamos de expresar una voz que no sea ni blanco ni negro. En la vida hay grises y estaría bueno que en el Concejo Deliberante haya grises. Todo dependerá de que los vecinos nos conozcan y elijan. Los recursos de campaña son muy desiguales, pero creemos que el caminar y el “boca en boca” puede ser muy potente.

 

-¿Qué perspectiva tiene, teniendo en cuenta que la última vez que compitió, Randazzo quedó cuarto?

 

-Randazzo es un tipo que siempre ha cumplido la palabra. Él me dijo que, en 2017, cuando le vaciaron la interna del PJ, se presentó igual para senador sabiendo que iba a ser cuarta fuerza. Palpito que hay un hartazgo ante las únicas dos opciones que han gobernado los últimos años. 

 

-¿Esto es una antesala para un proyecto político personal suyo en 2023?

 

-Son mis primeros pasos en la política. Mi objetivo es hacer una buena campaña, ganar la interna y después ver si puedo ser concejal. Tenemos ganas de llevar al Concejo Deliberante proyectos que ayuden a la vida diaria.