X

Con Fernández al lado, insistió con que Buenos Aires refina el 80% del petróleo y vuelve a la carga para ser parte de la Ofephi.

Por 04/06/2020 10:59

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, volvió a insistir con el rol de la provincia en la cadena productiva de la industria hidrocarburifera del país al recordar que el 80% de los derivados de petróleo que se hacen en Argentina se elaborar en Buenos Aires. Desde el inicio de su gestión, Kicillof tiene como objetivo que Buenos Aires ingrese formalmente a la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi), algo complejo de lograr puesto que depende de la voluntad del resto de las provincias.

El mandatario reiteró su intención de darle impronta petrolera a la provincia que gobierna con el presidente Alberto Fernández a su lado, en el marco de la ampliación de una planta de producción de diésel premium de Axión Energy, que visitaron en Campana. Allí, remarcó que la “planta cierra el ciclo, convierte la materia prima en el último eslabón de la cadena de elaboración del producto”.

 

 

Kicillof busca ingresar a la Ofephi. La organización brega para que el Estado nacional y las provincias productoras compartan competencias y responsabilidades en un adecuado equilibrio. Es decir, busca que las ganancias producto de la actividad beneficien también a la provincia por el valor agregado que se le da en las refinerías bonaerenses. Hoy, las empresas pagan el barril a 45 dólares.

“Esto permite generar riqueza en la provincia de Buenos Aires y en la Argentina. El país debe aspirar a transformar, manufacturar, producir y agregar valor sobre la enorme riqueza natural que dispone”, dijo el gobernador.

 


Kicillof con Fernández en la planta de Axión.

 

“Queremos ser una provincia petrolera que aporte a la industrialización de la Argentina”, repitió. A la Ofephi la integran las provincias de Tierra del Fuego, Santa Cruz, Chubut, Neuquén, Río Negro, La Pampa, Mendoza, Formosa, Salta y Jujuy. Dichos estados deben aprobar o no el ingreso de Buenos Aires. Hasta el momento, no hubo una posición negativa plena a la integración bonaerense, aunque sí algunos matices.

Por ejemplo, el gobernador pampeano, Sergio Ziliotto, dijo a Letra P que estaba bien que Buenos Aires tenga voz dentro de la Ofephi pero no voto. “Es bueno que se la escuche”, sostuvo el mandatario de La Pampa durante una entrevista con este medio, y pidió que el organismo tenga un estatuto.

Río Negro no mostró hasta el momento una posición clara con respecto a la demanda de Buenos Aires. Sucede que la administración de Arabella Carreras busca que la exportación de Vaca Muerta sea a través del puerto de San Antonio Este. Kicillof –como en su momento lo hizo Vidal– apuesta a potenciar el puerto de Bahía Blanca como salida. Ese es otro de los argumentos para apurar el ingreso a la Opefhi.

Kicillof ya consiguió el respaldo de Neuquén. Antes de la pandemia, recibió al mandatario patagónico Omar Gutiérrez en La Plata. Luego, el mentor del Movimiento Popular Neuquino, Jorge Sapag, le dijo a este medio que le parecía “excelente” el planteo de Kicillof.