X

La reunión del gobernador con los 135 jefes comunales en La Plata dejó algunas perlitas. De tacheros, rociadores y reuniones a distancia. Dos intendentes se cruzaron feo y se levantó la reunión.

Por 20/03/2020 9:57

PROTOCOLO. La reunión se dividió en tres tandas. Primero ingresaron los intendentes que gobiernan distritos de la Primera y Segunda sección electoral, (el norte del conurbano y el norte del interior bonaerense, más cercano a la provincia de Santa Fe). Se sentaron butaca de por medio en un teatro que tiene capacidad para unas 700 personas. Se cortó la calle dos cuadras a la redonda. Buscando respetar el distanciamiento. En la conferencia de prensa que dio el jefe de Gabinete Carlos Bianco tras el primer encuentro se repartió alcohol en gel y se respetó la distancia entre los periodistas. Al ingresar al teatro, cada intendente recibió un pote de alcohol en gel producido en el instituto biológico bonaerense Tomás Perón, el mismo que dos días antes visitó Kicillof y que ampliará su capacidad de producción. En la segunda tanda pasaron los jefes comunales de la Tercera y la Cuarta secciones y en la última, los de la Quinta, Sexta, Séptima y Octava. Mientras se desarrollaba cada reunión, el resto de los intendentes esperaba afuera. Saludos con el codo aunque el distanciamiento sugerido a veces corría peligro.

 


El alcohol en gel que repartían en el acceso del teatro. Uno por cada intendente. 


INTENDENTE PRECAVIDO. El intendente Vicente Gatica (Bragado) llegó a la reunión con rociador en la mano. Fue rociando a los demás a demanda. En los cien metros que caminó hasta la entrada al teatro dio alcohol a Guillermo Britos (Chivilcoy) y Miguel Fernández (Trenque Lauquén). Por arriba de los 60 años, grupo de riesgo, el jefe comunal optó por un viejo refrán: mejor prevenir que curar.

 


Vicente Gatica (Bragado), rociador en mano. De fondo, Guillermo Britos (Chivilcoy) (FOTO: AGLP)


PLANTEO INCUBADO. Aprovechado la presencia de Kicillof y distintos funcionarios, un grupo de taxistas de la ciudad de La Plata llegó hasta la esquina de Avenida 53 y calle 4 para hacerle llegar al gobierno un planteo de subsidios para el sector, afectado por la baja de pasajeros producto de las medidas de aislamiento en los hogares que disponía el gobierno. Un taxista increpó a los gritos a una persona de la organización que se encargaba de controlar el acceso de la prensa. Al llamar la atención, salió el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, quien en soledad caminó hasta donde estaban los taxistas y escuchó sus demandas. Pedían un fondo de compensación. Bianco se comprometió a continuar el diálogo.

 


Bianco escuchando al grupo de taxistas que llegó a las inmediaciones del teatro a pedir un fondo compensatorio (Foto: AGLP)


AQUÍ Y ALLÁ. Entre reunión y reunión, Kicillof tuvo que retirarse a una sala contigua de la sala principal del teatro. Una notebook ya conectada con Casa Rosada lo esperaba. El gobernador participó de manera virtual de la reunión encabezada por el presidente Alberto Fernández con el resto de los gobernadores donde se definió la redacción del decreto de necesidad y urgencia que estableció el aislamiento social, preventivo y obligatorio.
 


Kicillof, en videoconferencia con Alberto Fernández 


CUARTA A FONDO. Cuando estaba por terminar la segunda tanda de reuniones, hubo un fuerte cruce entre dos intendentes. Pablo Zurro, de Pehuajó (Frente de Todos), se trenzó feo con Mariano Barroso, de 9 de Julio (Juntos por el Cambio). Todo se desencadenó cuando el opositor hizo algunas críticas al funcionamiento de la región sanitaria II que comprende las estrategias de salud del noroeste de la provincia, donde se encuentran los dos distritos. La disputa es política. La región sanitaria II estaba en manos de Barroso pero pasó a Zurro. Debieron intervenir otros intendentes para que el asunto pasara a mayores. “Lo vi bien al de 9 de Julio, bancó la parada”, bromeó un jefe comunal del FdT. La discusión cortó la reunión intempestivamente y dieron paso al a tercera, con los de la Quinta, Sexta, Séptima y Octava sección electoral.
 


Zurro al llegar a la reunión. Luego, tendría un fuerte cruce con su vecino, el intendente de 9 de Julio Mariano Barroso (FOTO: AGLP)