X

Es su alternativa para elegir candidatos, garantizar competencia y no juntar personas en pandemia. La oposición huele segundas intenciones y habla de retraso.

Por 10/11/2020 19:53

Mientras toman fuerza las adhesiones de gobernadores para suprimir las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) en las elecciones legislativas del año que viene, de a poco se empieza a pensar en cómo suplir el ordenamiento de candidatos. El sistema que se elija deberá evitar aglomeraciones por la pandemia, reducir los actos electorales y garantizar la competencia. En ese marco, el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, evalúa con su mesa chica la opción de resolver la situación con un sistema de lemas.

Una opción es volver al sistema que funcionó hasta 2007 en Santa Fe, donde la totalidad de los sublemas partidarios tributaban a un lema, esquema que desató cuestionamientos hasta su derogación. Opción dos: una suerte de neolema con algún tipo de variante en los cómputos, similar al que propuso el expresidente Eduardo Duhalde en 2003 para diluir a Carlos Menem en la elección que terminó consagrando a Néstor Kirchner en la Casa Rosada.

 


Para las presidenciales de 2003, Duhalde propuso eliminar las internas y aplicar un sistema de neolemas.

 

En la Casa Gris estiman que en abril de 2021 no estarán dadas las condiciones para elegir candidatos con el método tradicional que supone movilizar y aglomerar miles de personas. Una interna partidaria también supone riesgos porque si bien el volumen es menor puede tardar más. En tanto, un congreso partidario donde sólo las cúpulas designen a dedo es darle la espalda a la ciudadanía que logró el derecho de elegir a los candidatos. Y, además, no estaría presente la competencia consagrada en la Reforma de 1994.

Por lo tanto, el sistema de lemas es una alternativa que se puso en evaluación en un núcleo reducido del oficialismo y apenas se hicieron algunas consultas al respecto, según supo Letra P. El gobernador Perotti evalúa esa opción, pero aún la mantiene en reserva. “Transitoriamente, podríamos dejar las PASO” por “la necesidad de recursos” y de “resguardar cuidados”, dijo la semana pasada uniéndose al coro de mandatarios que militan la suspensión de las primarias. 

De movida, la ley de lemas tropieza con más rechazos que apoyos. Se debería debatir en la Legislatura, un terreno nada sencillo para el oficialismo con minoría en Diputados. Los dirigentes de peso de la oposición empezaron a entrar en tema en los últimos días y “encender la alarma” por el avance de la iniciativa que, según explicaron, ven como un retraso y escenario fértil para el PJ de sacar réditos con los sublemas.

 

 

LEMA. El constitucionalista santafesino Domingo Rondina fue uno de los que opinó abiertamente del tema. “Por única vez, lo más responsable en cuanto a la salud y que garantiza la competencia es un sistema de lemas. No hay ningún obstáculo constitucional”, afirmó ante la consulta de Letra P. Podría unificarse con la elección nacional y así evitar dos jornadas electorales, una potestad que tiene el gobernador en las elecciones intermedias. También podría usarse la boleta única en Santa Fe sin tener incompatibilidades. 

Dirigentes del Partido Justicialista (PJ) dijeron no manejar esta alternativa por el momento, pero se manifestaron abiertos a encontrar una salida dada las imposibilidades de las opciones anteriormente analizadas. “No se debería descartar, pero sin un festival de boletas”, aclaró un dirigente de trayectoria a este medio. 

Hay una realidad inobjetable en la que todos los partidos coinciden: armar 300 listas de unidad, pueblo por pueblo, es una tarea imposible. Los conflictos de los descontentos estarían a mano y generarían más inconvenientes en la justicia electoral. Todo dependerá en primera instancia si se suspenden las PASO, sobre lo que el presidente Alberto Fernández demora la definición.